Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Lula da Silva y Muhammad Shtayyeh, febrero, 2024 — Shadi Hatem / Zuma Press / ContactoPhoto

Lula da Silva es declarado persona “non grata” tras calificar la actuación de Israel en la Franja de Gaza como genocidio y compararla al Holocausto

Durante el viaje realizado a Egipto y Etiopía, el presidente brasileño se reunió con distintas autoridades africanas. Tras las reuniones hizo hincapié en la necesidad de reconocer el Estado de Palestina y comparó las actuaciones de Israel al Holocausto nazi


Lula da Silva ha sido declarado persona “non grata” por Israel tras calificar las acciones de Israel en la Franja de Gaza como un genocidio al mismo nivel que el Holocausto nazi. Estas declaraciones del presidente brasileño se dieron durante una gira por dos países africanos, Egipto y Etiopía, para fortalecer las relaciones de Brasil en el continente y atraer alianzas para la agenda común del Sur Global.

El primer destino fue Egipto, país en el que se reunió con su homólogo egipcio Abdel Fatah al Sisi, con motivo del centenario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos estados. Durante las reuniones que tuvo Lula en Egipto, los temas principales tuvieron que ver con los retos económicos, sociales y de posicionamiento en el mundo a los que se enfrenta el Sur Global pero también utilizaron una parte importante de las reuniones para abordar el conflicto actual en la región entre Israel y Palestina.

El presidente brasileño fue muy contundente tras sus reuniones en Egipto, mediante su cuenta de X, Lula expresaba que lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza es una “terrible catástrofe humanitaria”, Lula condenó el ataque terrorista de Hamás el 7 de octubre, pero señaló que la respuesta dada por Israel es “desproporcionada e indiscriminada”. Lula también recriminó a los países ricos recortar la ayuda humanitaria a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) y afirmó que su gobierno ampliará la aportación económica a dicha agencia humanitaria. Además, Lula mencionó la resolución propuesta por Brasil el 18 de octubre de 2023 en el Consejo de Seguridad de la ONU, y vetada por Estados Unidos, en la que reclamaban a Israel que paralizase la orden de evacuación forzosa a civiles y personal de la ONU hacia el sur de la franja, solicitaban que Israel realizase pausas humanitarias y se pedía que suministrase bienes y servicios básicos para los civiles. Lula finalizó en su mensaje “No habrá paz hasta que haya un Estado palestino, dentro de fronteras mutuamente acordadas y reconocidas internacionalmente, que incluyen la Franja de Gaza y Cisjordania, con Jerusalén Este como su capital.” Y recalcó que esta propuesta es la que las Naciones Unidas tomaron hace ya 75 años.

Tras ese destino, Lula viajó a Etiopía, país donde ha mantenido encuentros con distintas autoridades africanas como el Presidente de Kenia, William Ruto, su homólogo nigeriano, Bola Tinubu, el Presidente de Libia, Mohamed al-Menfi, y con el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, Mohammad Shtayyeh, en el contexto de la Cumbre de la Unión Africana donde ha participado como invitado especial.

En la rueda de prensa tras la cumbre, Lula expresó tajantemente que lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza es un genocidio porque “no es una guerra entre soldados y soldados, es una guerra entre un ejército preparado contra mujeres y niños”, término que lleva utilizando desde que comenzó la ofensiva israelí tras el 7 de octubre, y señaló que lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza es lo mismo que hizo Hitler con los judíos.

El presidente brasileño volvió a señalar a todos los países que han dejado de aportar dinero a UNRWA preguntándoles que quién iba a colaborar en la ayuda humanitaria, quién iba a reconstruir todo lo destruido en la Franja de Gaza y ratificó la postura de su gobierno de solidaridad con el pueblo palestino y en defender el reconocimiento de un Estado palestino “pleno y soberano”.

Estas declaraciones no fueron bien acogidas en el Gobierno de Israel. El Ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, respondió a Lula acusándole de apoyar a una organización terrorista y reprochándole que sus palabras comparando lo que está haciendo Israel en Gaza con el Holocausto es “escandaloso y aborrecible”. El Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, también publicó en X una respuesta a Lula calificando sus declaraciones como vergonzosas, graves y que cruzan una línea roja, pues trivializan el Holocausto y que dañan al pueblo judío y su derecho a defenderse. Además, expresó que iba a convocar de forma inmediata al embajador de Brasil “para una severa conversación de reprimenda”. En la mañana del pasado lunes es cuando se ha llevado a cabo la reunión entre el Gobierno de Israel, representado por el Ministro de Exteriores, Israel Katz, y el embajador de Brasil en Israel, Federico Mayer. Tras ella, es cuando I. Kartz ha comunicado que las ofensas de Lula da Silva al pueblo israelí y a los judíos es un “grave ataque antisemita”, por lo que declaran a Lula persona “non grata” hasta que se retracte de sus palabras.

Esta reprimenda y declaración de persona “non grata” de miembros del gobierno israelí, encabezada por Netanyahu, no hará que Lula da Silva de pasos hacia atrás en su firme postura por la paz, de reconocimiento y apoyo al Estado palestino y deje de denominar la actuación de Israel como genocidio. Recordemos que durante su primer mandato (2003-2010), fue cuando Brasil reconoció al Estado de Palestina con las fronteras de 1967 tal como la ONU ha declarado en diversas resoluciones del Consejo de Seguridad y la Asamblea General.

Tras la reunión mantenida en Israel por I. Kartz y F. Meyer y conocer la decisión de Israel de declarar a Lula como persona “non grata”, el presidente brasileño ha llamado de vuelta al embajador de Brasil, F. Meyes, en Israel para mantener una reunión y tomar una decisión respecto a las relaciones diplomáticas con el Estado de Israel.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia