Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Ricardo Álvarez-Ossorio — Wikipedia

El abogado del hijo de Conde-Pumpido estuvo imputado por participar del chantaje a un juez encargado por el marido de Ana Rosa a Villarejo

Ricardo Álvarez-Ossorio es un penalista con sede en Sotogrande conocido por dedicarse a la defensa de importantes casos de narcotráfico


El hijo de Conde-Pumpido, detenido el pasado domingo acusado de haber cometido una  violación sexual grupal en Madrid ha elegido para su defensa a un conocido penalista, cuyo apellido también tiene guiones. Se trata de Ricardo Álvarez-Ossorio, un letrado al que Libertad Digital califica de “abogado del diablo”, y en cuyo currículum como abogado defensor no faltan nombres controvertidos. Entre sus clientes destacan, por ejemplo, ‘El Nene’, capo del hachís que operaba en Gibraltar, o Alex Male, huído de Reino Unido acusado de blanqueo de capitales y de tráfico de cocaína, ketamina y armas, quién acudió en busca de defensa al despacho de Álvarez-Ossorio en Sotogrande. También ha defendido a clientes como Spanair, Ballena Blanca, Danske Bank o al narco Samuel Crespo.

El propio Álvarez-Ossorio ha sido también llevado a los tribunales en el marco del caso Villarejo. Fue detenido en julio de 2018, durante la imputación del marido y del cuñado de Ana Rosa Quintana, el empresario Juan Muñoz Támara y su hermano Fernando Muñoz Támara, acusados de haber contratado los servicios del ex comisario Villarejo para obtener información sobre un antiguo socio, Mateo Martín Navarro, y su abogado, el ex juez Francisco Javier Urquía. El caso se resolvió con la condena de los Muñoz Tamara a tres meses de cárcel por descubrimiento de secretos, mientras que Villarejo no fue condenado y Ricardo Álvarez-Ossorio, a quien la Fiscalía pedía 14 meses de cárcel y habría estado implicado en las gestiones con el comisario, fue también finalmente absuelto de la tentativa de extorsión.  Su abogado defensor fue Gonzalo Boye, representante legal de Carles Puigdemont.

La relación entre ambos letrados —Álvarez-Ossorio y su defendido, Conde-Pumpido— se escenificó el pasado verano, cuando la Sociedad Europea de Fomento Social y Cultural concedió a ambos el pasado verano los premios Toga de Oro a la Excelencia Jurídica al despacho Álvarez-Ossorio y a Conde-Pumpido & de Porres Abogados. Dicha Sociedad fue fundada en 2022 para “Premiar a la sociedad civil por su extraordinaria aportación con distinciones dirigidas a visibilizar a profesionales, empresas e instituciones” presidida por el periodista conservador Luis María Anson y cuya presidencia de honor ostenta Juan Luis Galiacho, director del tabloide de derechas El Cierre Digital.

Los galardonados letrados, defensor y defendido, salieron el domingo con la puesta en libertad de este último ya que su abogado presentó las grabaciones del circuito cerrado de seguridad en los que la juez María Isabel Durántez Gil, no ha apreciado indicios suficientes de delito. Desde entonces, Álvarez-Ossorno ha emprendido una intensa campaña de entrevistas en varios medios de comunicación para desprestigiar el testimonio de la víctima “si no es prostituta, lo parece” y enmarcar el caso de Conde-Pumpido jr., en el marco de una conspiración judicial contra su padre, presidente del Tribunal Constitucional.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística