Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Fernando Galindo, secretario general del Congreso (centro) — Eduardo Parra / Europa Press

El Mundo continúa la campaña inédita de la derecha mediática contra los letrados del congreso

El periódico se suma a los cuestionamientos a funcionarios y altos cargos públicos llevados a cabo por el Gobierno


La campaña de la derecha mediática para desprestigiar a los letrados del congreso continúa en las páginas de El Mundo: el diario no duda en afirmar en una pieza reciente que Pedro Sánchez está trabajando activamente para eliminar cualquier obstáculo que pueda surgir en la ejecución de los acuerdos que ha firmado a través del PSOE con Puigdemont, para lo que, según la derecha mediática, el presidente no duda en desplazar a aquellos que podrían plantear problemas.

El cuerpo de letrados y letradas del Congreso se encuentra actualmente en la diana de esas acusaciones: El Mundo denomina “purga de los incómodos” a los nombramientos habituales que se producen cada legislatura entre los miembros de este cuerpo. En concreto, Fernando Galindo, secretario general desde noviembre de 2023 a propuesta de Francina Armengol, presidenta de la Cámara, es señalado por el diario por haber dado luz verde a la admisión a la proposición de Ley de Amnistía. 

Pero El Mundo no se detiene en Galindo ni su equipo, sino que cuestiona también las reelecciones en su cargo de José Félix Tezanos, miembro del PSOE y exintegrante de la Ejecutiva de Ferraz, al frente del CIS, y de Álvaro García Ortiz, como fiscal general del Estado. En el caso de este último, el CGPJ llegó a emitir un informe con datos falsos para desacreditar su figura y desmerecer su nombramiento que indignó a gran parte de la fiscalía.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)