Diego Radamés / Europa Press

La derecha mediática da amplia cobertura al asesinato machista de Carabanchel mientras guarda silencio sobre el de Vallecas

Mientras uno de los asesinos es originario de Perú, el otro es español, de profesión capitán del Ejército de Tierra


En los últimos días se han producido dos asesinatos machistas, ambos en Madrid, uno en el distrito de Carabanchel y otro en Puente de Vallecas. Sin embargo, para la derecha mediática no todos tienen el mismo valor informativo y, como consecuencia, no le han dedicado el mismo espacio en sus respectivos medios de comunicación. 

El motivo se debe al origen del asesino. Mientras el asesino de Carabanchel es de origen peruano, el de Puente de Vallecas es español, de profesión capitán del Ejército de Tierra. ABC, ha sido el único medio de la derecha que ha dedicado espacio a ambos asesinatos machistas, aunque sobre el de Puente de Vallecas cambió el titular a los pocos minutos. 

Así, “Un capitán del Ejército estrangula casi hasta la muerte a su mujer…” fue modificado por “Un hombre estrangula casi hasta la muerte a su mujer…”. La pieza en la que se informa sobre el caso del asesinato ocurrido en Carabanchel lleva en el titular la palabra clave que explica la diferencia en el trato mediático: “Perú”.

En el caso de la pieza publicada por El Español también se destaca el origen del asesino y el enfoque informativo se centra en los hechos más morbosos y sensacionalistas. El reportaje publicado por El Mundo no lleva en portada que el asesino era peruano, pero lo destaca en el interior de la noticia mientras guarda silencio sobre el asesino de Carabanchel. 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Hacerle crecer los enanos a Pedro Sánchez

    Intentar producir —mediante un contumaz bombardeo mediático— el levantamiento de los liderazgos territoriales y de sus cuadros medios contra el líder estatal es una operación que nos resulta enormemente familiar