Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Wikipedia

La posible compra de PRISA y su derechización editorial detrás de la dimisión de Borja Prado y las turbulencias en Mediaset

Los herederos de Berlusconi priorizan el negocio por encima de centrarse en favorecer a la derecha española


Borja Prado, el que hasta ahora era el presidente de Mediaset, ha abierto una guerra interna en la cúpula directiva de la empresa editora de Telecinco y Cuatro, propiedad de los herederos del italiano Silvio Berlusconi, tras hacerse pública su marcha de la corporación mediática. El motivo de la marcha de Prado, según han publicado varios medios de comunicación, se debe a las diferencias ideológicas con la línea editorial que debe mantener Telecinco. 

Prado, responsable de la suspensión de Sálvame, defiende un modelo de televisión vinculado a la derecha que trabaje por hacer presidente a Alberto Núñez Feijóo en un pacto con Santiago Abascal, mientras que los consejeros delegados, Alejandro Salem y Massimo Mussolino, tienen como objetivo ganar dinero y huir de la polarización que representan estandartes de la cadena como Ana Rosa Quintana, muy vinculada a las posiciones de la derecha más ultra. 

Otro de los elementos que están detrás de la dimisión de Borja Prado es la compra del Grupo Prisa -El País y la Cadena SER- para integrarla en Mediaset. Así, Prado había sido apartado de los nombramientos de la línea editorial de los informativos. El nuevo director de Informativos de Mediaset, Francisco Moreno, un periodista con un perfil más abierto no habría sido del agrado de Borja Prado, que apuesta por una línea más dura como Vicente Vallés, aunque sin el apoyo de la parte italiana de la corporación. 

Según ha publicado El Economista, fuentes próximas a Prisa han admitido la existencia de conversaciones, aunque apuntan que la operación es complicada por la gran deuda que acumula la empresa editora de El País y la Cadena SER. 


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar