Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

La Vanguardia rectifica y vuelve a publicar el artículo de Andy Robinson en el que criticaba a Israel

El artículo había sido eliminado de la página web debido a las presiones de lobbies sionistas, tal y como afirmó el autor


Tal y como contó ayer Diario Red, La Vanguardia había retirado de la página web del periódico el artículo del corresponsal Andy Robinson titulado La máquina de propaganda israelí. Según había denunciado el periodista en su cuenta de la red social X, la eliminación del artículo se debía “a presiones de los mismos lobbies a los que que denuncia”. Durante el martes, el diario que pertenece a la familia Godó ha vuelto a publicar el artículo en la web.

En el artículo, Robinson denuncia cómo el Estado de Israel, a través de los lobbies empresariales y políticos, ha intentado reestablecer su imagen tras la invasión en Gaza en 2014, especialmente en Reino Unido siguiendo el mismo patrón de presión que lleva ejecutando desde hace décadas en Estados Unidos. Un factor clave de la estrategia consiste en instalar en la opinión pública la idea de que las críticas o denuncias a las políticas desplegadas por parte de Israel corresponden al antisemitismo. Además, las acusaciones de “antisemitismo” intentan dividir a las organizaciones políticas o sociales, normalmente progresistas.
En su pieza, el periodista habla de la caza de brujas que sufrió Jeremy Corbyn y que le hizo perder el liderazgo del partido. Su corriente dentro del Partido Laborista fue acusada de antisemitismo, y el propio Corbyn fue en 2020 suspendido de militancia en su partido, cuando ya el líder era Keir Starmer. Durante el texto, el periodista tiene como referencia a Asa Winstanley, “autor de un nuevo libro titulado «Weaponizing antisemitismo» (OR books, 2023), que denuncia con pelos y señales como las acusaciones de antisemitismo impulsaron un golpe contra Corbyn en el partido laborista”.

Pero esa estrategia también está siendo ejecutada en España, como se ha podido comprobar estas semanas. La Embajada de Israel acusó a miembros del gobierno de coalición de “aliarse con el terrorismo”. Aunque en el comunicado de la embajada no había nombres propios, desde la derecha señalaron directamente a Ione Belarra, líder de Podemos y una de las voces más destacadas de Europa en la denuncia del genocidio que está llevando a cabo Israel. En España juega un papel destacado de la asociación ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio) que tal y como cuenta Robinson “adopta la estrategia «cuña» también al denunciar —citando el medio de ultraderecha OKdiario— el supuesto «blanqueo del terrorismo» en el gobierno español. Así mismo, adopta una estrategia de «framing» —según el término de Dina Matar— de desplazar el marco de la cobertura mediática hacia un espacio más favorable a Israel al denunciar inverosímilmente la supuesta colaboración de medios como la CNN, el New York Times y Reuters en los ataques de Hamas del pasado siete de octubre”.

En su pieza, el corresponsal de La Vanguardia también hace mención a cómo en 2010, “el Instituto Reut, un grupo de análisis financiado por el gobierno israelí, aconsejó a los servicios de inteligencia israelíes, como Mossad y Shin Bet y a los grupos lobistas en Europa y EE.UU., a emplearse a fondo para combatir las campañas que supuestamente «deslegitimaban» a Israel”, que “identificó una serie de «hubs de deslegitimación», destacando Londres, Madrid, Toronto y San Francisco como lugares donde hacía falta emplear lobbies y estrategias de comunicación para denunciar actitudes supuestamente antisemitas”.

En palabras de Winstanley dentro del artículo, «usan las acusaciones de antisemitismo como un «wedge» (cuña) para dividir a los grupos más combativos en su apoyo a Palestina del resto; es lo que ocurrió en el caso del partido laborista», destacando que para desplegar esa estrategia de dividir al enemigo, «las embajadas desempeñan un papel muy directo».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Ana Pastor y sus satélites señalan al «putinismo»

    Los que están acusando de «putinistas» a sus adversarios políticos, simplemente porque éstos están en contra de la escalada bélica y a favor de la solución diplomática, están desviando la atención de los verdaderos aliados de Putin en España: la ultraderecha de VOX