Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

 José Oliva / Europa Press / ContactoPhoto

Losantos sobre el nuevo jefe de la casa del rey: «venir de jefe de gabinete de Borrell es una pésima recomendación»

El periodista que marca el paso a la derecha política junto a Ayuso ha escrito en El Mundo sobre el nuevo nombramiento de la Casa Real


El nombramiento de Carlos Villarino como nuevo jefe de la Casa Real ha desatado los análisis, piezas y crónicas sobre el diplomático. Una de las voces más importantes de la derecha y ultraderecha mediática como es Jiménez Losantos, ha escrito en El Mundo sobre el “nuevo fichaje” de Felipe VI. Aunque el creador de opinión de Libertad Digital se muestra receloso con la incorporación de Villarino, apuesta por darle tiempo “por la falta que nos hace la Corona y por respeto a Alfonsín”, que ha sido el jefe de la Casa Real bajo el reinado de Felipe VI desde 2014, año en el que accedió al trono tras la abdicación de Juan Carlos I.

En su columna, Losantos señala que no conoce a Villarino pero considera que “venir de jefe de gabinete de Borrell es una pésima recomendación”. De hecho va más allá y recalca que es “peor serlo antes de González Laya, la del polizón polisario, y antes, del Dastis de Rajoy, tan negado para la comunicación que fue inútil todo lo que intentó Villarino contra la arrolladora propaganda del referéndum golpista de 2017”. De hecho, el que fuera la voz de las mañanas en la COPE, lanza un dardo al exministro y afirma con mordacidad que “pones a Dastis a hacer el coro del Eres tú y España queda última en Eurovisión”.

Más allá de la figura de Villarino, se ha centrado en la figura de Alfonsín, del que ha dicho que “quizás la mejor prueba del mérito de Alfonsín en sus casi 30 años de servicio al Rey de España es el respetuoso silencio con que ha sido acogido su relevo”. Para Losantos esta suerte de silencio mediático es positivo y habla bien de hasta ahora jefe de la Casa Real. “Nadie ha titulado «echa» o «defenestra». Es tal el prestigio de la Corona y tan graves los peligros que como símbolo de la continuidad histórica de la nación española la acechan, que nadie ha roto a aplaudir al que se va, ni a abroncar al que llega, pese a tener, uno y otro, motivos de sobra para cosechar adjetivos, sustantivos y hasta interjecciones. Ese sacrificio en los elogios para no molestar al Rey es el mejor homenaje que Alfonsín, un patriota al servicio de la Corona, podía recibir”, escribe Losantos.

Tras hacer un repaso sobre la Transición y su figura, “destaca que para valorar el trabajo de Alfonsín de él a la sombra del Rey cabe recordar dónde dejó la imagen de la Institución Juan Carlos I, que también tuvo un momento de prestigio extraordinario” y que aquello se lo cargó “Juan Carlos al echar a Sabino tras el libro de Villalonga, pago por no publicar otro sobre Marta Gayá, y ya todo fue cuesta abajo, hasta la abdicación, que yo había pedido en EL MUNDO, antes del regio trompazo, por respaldar el pacto de ZP y la ETA”.

Por último, Losantos resalta el camino emprendido por Felipe VI a partir de su discurso del 3 de octubre y considera que “ha levantado a pulso el prestigio de la Institución y ha logrado su mejor versión desde el 12 de octubre, primera aparición pública de Leonor y, me consta, uno de los días más felices de Alfonsín, hasta sus cinco grandes discursos en defensa de la Constitución… y España”.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Gobierno de izquierdas en Euskadi o cláusula de exclusión

    Lo que arroja la nueva conformación del parlamento vasco tras las elecciones de ayer es una clara dicotomía política: o hay un gobierno de izquierdas en Euskadi y se respeta el resultado democrático o se impone la cláusula de exclusión promovida por el bloque de poder español