Pérez Reverte en la presentación de su último libro — Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

Pérez Reverte y María Jamardo apoyan a Israel durante su genocidio en Gaza a cuenta de las «minifaldas»

El novelista y la tertuliana, que trabaja para el diario ultraconservador «El Debate», coinciden en alinearse con el genocidio israelí: «son nuestros hijos de puta»


El poder mediático está demostrando estos días, en España y en todo el mundo, la influencia de la propaganda de guerra israelí para generar corrientes de opinión favorables a su política de genocidio en Gaza. En nuestro país, este papel está siendo liderado por varias voces de la derecha política, cultural o mediática española, que están haciendo lo propio a través de diferentes plataformas.

Ese es el caso de Arturo Pérez Reverte, que en una entrevista de casi tres horas con un youtuber conocido por compartir tendencia ideológica con el escritor de ficción, afirmaba, preguntado por el conflicto israelí, que: «Sus valores —de Israel— son los valores democráticos europeos… allí una chica puede llevar minifalda sin que la llamen puta y una mujer puede no llevar velo. Aunque a veces sean unos hijos de puta, son nuestros hijos de puta. Son de los nuestros».

No era la primera vez que Pérez Reverte se pronunciaba públicamente contra la población árabe: hace apenas unos días, la machosfera digital recuperaba otro momento televisivo del escritor, en el que declaró igualmente contra la integración de la población musulmana en Europa, esa vez, en el programa de máxima audiencia de Antena 3, el Hormiguero de Pablo Motos.

En el ecosistema de la opinión pública que se genera desde los medios españoles, uno de los argumentos para legitimar a Israel se basa, precisamente, en subrayar los valores, supuestamente occidentales y democráticos, que tiene este país, en contraste con los estados del entorno y sobre todo, con Palestina, a la que suele reducirse a «Hamás». En esta línea, varios políticos de la derecha, como Isabel Díaz Ayuso, ya marcaron el camino argumental hace semanas, cuando declaró que «¿Dónde estaban las feministas para condenar las violaciones de mujeres en Israel?».

Precisamente una antifeminista declarada, María Jamardo, ha sido otra de las defensoras del argumento del derecho a «la minifalda». Jamardo, habitual de tertulias de Atresmedia y redactora en el medio ultracatólico El Debate

Precisamente una antifeminista declarada, María Jamardo, ha sido otra de las defensoras del argumento del derecho a «la minifalda». Jamardo, habitual de tertulias de Atresmedia y redactora en el medio ultracatólico El Debate, ha defendido en sus redes la posición de Israel de nuevo invocando una supuesta igualdad de género vulnerada, según ella, en Palestina. Este repentino feminismo contrasta con los ataques continuos que la periodista emite contra el Ministerio de Igualdad, o en defensa de Luis Rubiales, así como mediante el cuestionamiento a los derechos de las mujeres víctimas de violencia de género, en nuestro propio país.

Ambos periodistas ignoran, sin embargo, las denuncias de organismos como Amnistía Internacional contra la democracia israelí, y que subrayan que «El permanente sistema de gobierno opresivo y discriminatorio impuesto por Israel a la población palestina en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados (TPO) constituía apartheid, un crimen de derecho internacional. » Asimismo, en lo relativo a la vulneración de los derechos de las mujeres o LGTBIQ en Israel, el «derecho a la minifalda» no es tampoco una realidad en un país profundamente religioso: el matrimonio y el divorcio, según AI, siguen siendo competencia exclusiva de los tribunales religiosos, lo que supone una discriminación sistemática de la mujer en cuestiones de condición jurídica, y la cartera relativa a los derechos de la Mujer se encuentra ahora mismo en manos de May Golan, una extremista sionista famosa por sus declaraciones contra la población africana, sus medidas contrarias a la igualdad de género o su confesión de «racista orgullosa».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Hacerle crecer los enanos a Pedro Sánchez

    Intentar producir —mediante un contumaz bombardeo mediático— el levantamiento de los liderazgos territoriales y de sus cuadros medios contra el líder estatal es una operación que nos resulta enormemente familiar