Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Eurovisión y la Olimpiada Popular de Barcelona

No creo que Eurovisión haga con Israel lo que hizo con Rusia en 2022. Pero ojalá los artistas comprometidos con los derechos humanos organizaran un evento alternativo que hiciera de la música un encuentro de pueblos y culturas


Israel participará en Eurovisión y a mi se me viene a la cabeza la Olimpiada Popular que se organizó en Barcelona en 1936 como protesta contra la celebración de los Juegos Olímpicos organizados por la Alemania nazi.

La Olimpiada Popular fue organizada por Internacional Deportiva Roja (La Komintern del deporte conocida como Sportintern) y por el Comitè català pro esport popular. Fue apoyada por el gobierno francés del Frente Popular y también por el gobierno español de la II República que había decidido no enviar deportistas españoles a los juegos de Berlín, que habrían de servir como escaparate propagandístico del nazismo.

El Comité de Organización de la Olimpiada Popular dijo esto: “Los Juegos Olímpicos de Berlín tienen el fin de propagar el espíritu del nacional-socialismo, de la esclavitud, de la guerra y del odio racial. La Olimpiada popular de Barcelona, al contrario, quiere defender el verdadero espíritu olímpico que reconoce la igualdad de razas y de pueblos y estima que la paz es la mejor garantía para la educación sana de deportistas y de la juventud de todas las naciones”.

En la Olimpiada Popular no solo los estados podían tener representación, sino que también podían participar naciones sin Estado. Había delegaciones española, gallega, vasca y catalana y también atletas argelinos, del Alsacia y de los protectorados francés y español de Marruecos. También estaba prevista la participación de atletas palestinos y de  judíos exiliados de Alemania.

La Olimpiada Popular tenía que celebrarse entre el 19 y el 26 de julio de 1936 pero el 18 de julio una sublevación militar fascista contra la República dio comienzo a la Guerra Civil española.  Algunos de los atletas presentes en Barcelona se unieron a las milicias populares. Entre ellos estaba la nadadora comunista Clara Thalmann.

No creo que Eurovisión haga con Israel lo que hizo con Rusia en 2022. De hecho, desde 1973 Eurovisión es un escaparate de la propaganda sionista y seguramente seguirá siéndolo. Pero ojalá los artistas comprometidos con los derechos humanos organizaran un evento alternativo que hiciera de la música un encuentro de pueblos y culturas. Ojalá.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Gobierno de izquierdas en Euskadi o cláusula de exclusión

    Lo que arroja la nueva conformación del parlamento vasco tras las elecciones de ayer es una clara dicotomía política: o hay un gobierno de izquierdas en Euskadi y se respeta el resultado democrático o se impone la cláusula de exclusión promovida por el bloque de poder español