Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

La dignidad de los y las trabajadoras de Hitachi

En política eres lo que haces y no lo que vendes en las campañas electorales, la política sirve si haces que las cosas cambien


El martes acompañamos a varios compañeros a dar soporte a la huelga/parón de dos horas que hacían los y las trabajadoras de la empresa Johnson Controls Hitachi en Vacarisses.

La empresa ha tenido beneficios en el 2023, en el último año habían contratado a 400 personas por ETT que evidentemente ya no están, después de un bajón temporal en la venta del producto «estrella» que producen (todo por la situación actual Europea, puesto que en breve hay elecciones, se ha quedado en el aire el proyecto de las aerotermias), la empresa tiene la ocurrencia de decidir que lo mejor que puede hacer es despedir a 140 personas porque ahora tienen material de sobra hasta que Europa se posicione.

Aquí es cuando demuestran este tipo de empresas que lo único que les importa son los números (las personas ya si eso, para otro día) y es por ello que actúan de esta manera, en lugar de buscar soluciones para lo inmediato (que no tienen porque ser el despido de trabajadores).

Deciden ir a la vía fácil como solución a los problemas, cuando podrían intentar una vía dialogada con el comité de empresa y con las administraciones públicas para que la gente no pierda los puestos de trabajo.

¿O es que hay algo a medio y largo plazo pensado? ¿Una estrategia de deslocalización parcial? Si fuera así, ya les va bien ir despidiendo en diferentes fases para ir acallando a la gente organizada.

Pero han medido mal, tienen un comité fuerte, unos trabajadores y trabajadoras con ganas de luchar por los puestos de trabajo de todas y una unidad que es lo que les va a permitir forzar a la empresa a sentarse, escucharles, a negociar y a pensar que la salida fácil no es lo como lo pensaban.

Despedir a más de un cuarto de la plantilla no es sólo una mera reestructuración o un problema temporal, es, o una decisión muy meditada o una intención de llamar la atención usando a los y las trabajadoras para acceder a los recursos públicos. Algo que no está mal si con ello se consigue el mantenimiento de la plantilla, pero que tiene que venir sí o sí con el compromiso de que no se deslocalice parcial o totalmente la empresa ni a corto, ni a medio, ni a largo plazo.

Hay soluciones intermedias, pero lo que se necesita antes de nada es que la empresa quiera realmente llegar a un acuerdo, que las administraciones públicas se pongan a trabajar desde ya para apoyar a los y las trabajadoras.

El PSOE y ERC tienen que hacer algo ya y no ir con palmaditas en la espalda o dando mensajes superfluos (para nosotras es evidente que no quieren hacer nada); lo hacen para quedar bien con los y las trabajadoras, generando falsas esperanzas. 

Lo que tienen que hacer es apostar de forma firme por quienes trabajan y hacerlo con contundencia, porque la política sirve si haces que las cosas cambien y no cuando vendes mentiras mientras no haces absolutamente nada.

Se pueden hacer bajas voluntarias y pre-jubilaciones siempre garantizando una buena cobertura, que el Govern cumpla con lo que lleva diciendo desde hace dos años mediante «el pacte per la industria» y lo ponga en marcha para que no perdamos más puestos de trabajo.

El PSOE y SUMAR no pueden seguir callados ante las innumerables empresas que se agarran a los EROs o EREs en toda España sin ni una sola propuesta o trabajo para evitarlo. ¿Creen que haciendo el avestruz la situación mejora? ¿Qué los trabajadores y trabajadoras recuperarán sus puestos gracias a su silencio?

En política eres lo que haces y no lo que vendes en las campañas electorales. Así que más planes de industria y apuesta por el mantenimiento de las plantillas en las empresas y menos vender humo a costa del sufrimiento de la gente.

No al ERE de HITACHI!


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista