Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Marcha feminista, noviembre 2023, Madrid — Luis Soto / Zuma Press / ContactoPhoto

La igualdad ha ido demasiado lejos

Hay un 56% de hombres que no cree que la igualdad haya ido demasiado lejos y no se sienten discriminados, es esperanzador de cara a seguir trabajando por un mundo más justo


El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó una encuesta en la que presenta cuáles son las «Percepciones sobre igualdad entre hombres y mujeres y estereotipos de género«. En esta última encuesta puede leerse el siguiente titular: «Las mujeres dedican el doble de tiempo al cuidado de los hijos que los hombres».

Sin embargo, es curioso o no tanto que los titulares de los medios mayoritarios no se hayan hecho eco de esta desigualdad y de que las mujeres dedican casi siete horas de media al día al cuidado de los hijos. A su vez, algo que se les ha escapado en los grandes titulares de clickbait facilón es que un 72,5 por ciento de las mujeres asegura que ellas lo tienen peor a la hora de conciliar la vida laboral y familiar. Una vez más, se ha quitado el protagonismo a las mujeres, a cómo se sienten, a la desigualdad que impera en sus vidas, para dar protagonismo a los pobres hombres que se sienten discriminados porque nosotras somos incómodas porque queremos conseguir más derechos gracias a la lucha feminista imparable. Precisamente queremos llegar lejos para que las mujeres no se sientan tan solas e injustamente tratadas, como puede desprenderse también de esta misma encuesta.

Estos medios han preferido titular con «El 44% de los hombres opina que la igualdad ha ido demasiado lejos y los discrimina».

La realidad es que las feministas hemos ido lejos tras siglos de lucha, pero nunca será demasiado hasta que no haya ni una sola víctima por violencia machista, hasta que no haya ninguna mujer agredida, hasta que las mujeres tengamos los mismos derechos que los hombres en todos los ámbitos de la vida

Según ese titular, que invisibiliza cómo se sienten ellas, ellos creen que la igualdad ha ido demasiado lejos porque significa que tienen que renunciar a algunos de sus privilegios, que ya no pueden dar un piquito porque sí a la fuerza sin que haya consecuencias por ello, que ya no pueden manosearte en el trabajo sin que se les pueda denunciar por acoso laboral. Ellos, quienes creen que hemos ido demasiado lejos es porque querían seguir actuando impunes, agrediendo a mujeres sin que ello les supusiera ningún problema. La realidad es que las feministas hemos ido lejos tras siglos de lucha, pero nunca será demasiado hasta que no haya ni una sola víctima por violencia machista, hasta que no haya ninguna mujer agredida, hasta que las mujeres tengamos los mismos derechos que los hombres en todos los ámbitos de la vida, eliminemos la brecha salarial y consigamos igualdad también en la esfera privada, que quizá sea la que más complicada.

Pero pongámonos optimistas por un momento y demos la vuelta al titular de los grandes medios: «El 44% de los hombres opina que la igualdad ha ido demasiado lejos y los discrimina». Eso también quiere decir que hay un 56 por ciento de hombres que no cree que la igualdad haya ido demasiado lejos y no se sienten discriminados, lo cual es esperanzador de cara a seguir trabajando por un mundo más justo y feminista. Sabemos también que hay hombres, amigos del presidente del Gobierno, que se sienten incómodos con algunos discursos feministas, especialmente los que lanzaba el anterior Ministerio de Igualdad, al que se han quitado de en medio de manera descarada. Estaban incómodos porque las feministas fuéramos demasiado lejos, sí, pero sobre todo porque había ciertas feministas de otro partido, el morado, que estaban abanderando esa lucha en las instituciones. Y eso les escocía y mucho. Por todo ello sería interesante que el CIS, los amigos de Pedro Sánchez o él mismo se echaran a un lado cuando se trata de hablar de feminismo y dejaran que lo hicieran quien realmente conoce de cerca este movimiento social y político. Que nos dejen a nosotras, las mujeres, continuar con nuestra lucha y llegar todo lo lejos que vamos a llegar sin su ayuda, sin sus lloros o lamentaciones. Y que cuanto más incómodo sea el feminismo de trinchera, más lejos llegaremos para conquistar todos los derechos que aún nos quedan pendientes, aunque algunos hombres sigan llorando por su pérdida de privilegios.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo