Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Eduardo Parra / Europa Press

La lideresa que viene, si Galicia entierra a Feijóo

Puestos a elegir, entre el enterramiento de Feijoó y el encumbramiento de Ayuso, lo que este  domingo se ventila en Galicia es más que el próximo gobierno de Galicia


En apoyo de Rueda, tan necesitado de ello que ha tenido que resucitar a ETA, se ha ido a Galicia Ayuso, sabiendo el jefe de comunicación y asesoría de ésta que allí donde reiteradamente logró gobernar en mayoría el actual y endeble líder del Partido Popular puede éste ser enterrado a favor de su pupila.

Alguien lo ha dicho en los mentideros o en alguna columna, creo que con buen criterio, que si Rueda no logra la mayoría absoluta y Galicia pasa a ser gobernada por un partido nacionalista (BNG) con el respaldo principal del PSG, Feijoó tiene los días contados al frente del PP, que es lo que espera una parte de este partido, inclinada hacia la lideresa desde que se cargó a Casado.

Por eso, porque la pérdida de esa mayoría está ya en las encuestas, la prensa concertada —como llama Armesto en El Salto a la que sustenta el Partido Popular en Galicia— ha perdido todo asomo de vergüenza y viene soltando desde hace un par de meses portadas de bochorno insistiendo en que Rueda mantendrá la mayoría y despreciando a sus adversarios políticos. Hasta seis portadas, seis, ha desparramado a toda página La Voz de Galicia en ese sentido en los dos últimos meses, sin reparar en que la encuesta la demoscopia del CIS dice otra cosa.

Para que un cambio de gobierno sea posible en aquel país, donde la sanidad atraviesa por una acuciante precariedad, se ha reducido en 300 millones el presupuesto en educación, la economía está varada y cada vez se nota más la emigración de miles de jóvenes —otra vez sin porvenir en su tierra, como antaño-, van a ser decisivos dos factores: el voto de las mujeres, según escribe  Manuel Rivas en el diario El País (Galicia es mujer)— y el voto de medio millón de gallegos fuera de España, nada menos que el 18 por ciento del electorado.

Frente a esto, mantiene el Partido Popular la fidelidad de voto conservador en las provincias de Lugo y Ourense, favorecido por la ley electoral, si bien una parte de ese voto también podría llegar a decantarse por la extrema derecha o eso que llaman Democracia Orensana, en el caso de esta provincia, a pesar de un eslogan electoral propio de cuarto, cuarto milenio, que parodiaba Mota.

Puestos a elegir,  entre el enterramiento de Feijoó y el encumbramiento de Ayuso, lo que este  domingo se ventila en Galicia es más que el próximo gobierno de Galicia. Puede ser el próximo de España sin una izquierda que haga frente a esa posibilidad.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar