Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Elías Bendodo (PP) me atiende tras la toma en consideración de la Ley de Amnistía

Tómame en consideración

Llueve en la Carrera de San Jerónimo. Son lágrimas de facha, lágrimas borbónicas. El del culo blanco se retuerce en su tumba


La Ley de Amnistía pasa por el Congreso. La bandera por tu casa, que por la mía no pasa.

No penséis que se va a aprobar así de sopetón. Primero se tiene que tomar en consideración. Tómame o déjame, pero no me pidas que te crea más, considérame, cantaría Mocedades.

¿Qué es tomar en consideración? ¿Que te importo? ¿Que me miras aunque sea con desdén?

Amnesty Lives Matter, yo qué sé. Yo te considero. Ola ke ase.

Con dinero o sin dinero sigo siendo el Rey y el 3 de octubre de 2017 os la metí doblada, la espada, la del cuadro que tenía de fondo.

Considérate un súbdito, un siervo, un esclavo.

Cuando hubo que amnistiar a los tropecientos Billy El Niño y miles de Serrano Súñer no se tomó en consideración nada, se hizo a golpe a culatazos. Que se dispersen, coño.

¡Qué poca consideración!

Cuando hay que amnistiar a gente que quiere hacer cosas de catalanes, cosas de escoceses, cosas de quebequenses, hay que tomarlo primero en consideración.

Considérame, mézclate conmigo, que bajo mi rama tendrás abrigo… cantaba Pedro Guerra.

El abrigo de la cárcel de Estremera o Lledoners. El abrigo de la democracia española. De extraperlo. Usado y bien usado.

Me compró una tormenta después de robarme el abrigo, cantaba Sabina.

Así es la amnistía. Te quitan la libertad de colocar unas urnas compradas en la papelería de la esquina. Te muelen a palos. Te dicen que eres un terrorista. Vas a la cárcel. Y unos años después te lanzan un forro polar cuando ya te has agachado mil veces a recoger la pastilla de jabón del presidio de la democracia ejemplar.

Y estás cansado de esperar siempre al tren de la democracia. La modélica transición, la que llevo aquí colgada, donde Lluís Companys.

Así es todo en este país. Remar en la orilla, per secula seculorum. Somos los pies negros.

Abrir las fosas comunes del franquismo a golpe de hormiguita (para limpiar tu conciencia) en vez de sacar a todo el mundo a golpe de excavadora y voluntarios de todo el mundo, mundial. ¿A quién queréis engañar?

Marca Ferraz.

El busto de Pablo Iglesias se retuerce dentro de la sede.

Al final han conseguido que se mueran las hijas y los hijos de los fusilados sin ver a sus padres (y madres) fuera de las cunetas y las tapias de los cementerios.

La socialdemocracia atada y bien atada, con el freno echado. Y ya sin Pepitos Grillos. Sandwich mixto con huevo, por favor. Póngame un cortado con leche fría, si puede ser. Para llevar.

En fin… me fui a la toma en consideración de la Carrera de San Jerónimo sabiendo que nos iban a dar las tantas, y que nos iban a tener en consideración, aunque fuera un poquito. Dame algo, payo. La puntita nada más.

La policía sabía algo que nadie sabía: que los fachas se habían cansado de pasear el rosario de su madre y las muñecas hinchables de su padre.

Así que no iba a ver ni vallas, ni control policial al transeúnte de la bandera rojigualda con agujero fascista.

Hay calles que los fachas nunca pisan, al revés que las bombas franquistas de la Legión Cóndor.

Los fachas no son de mercadillos de bragas a un euro. Para qué nos vamos a engañar. La calle para el que se la curre. Perroflautas y anarquistas.

Marlaska es mucho Marlaska. Permite que se llene de yugos y flechas la casa de un vicepresidente y una ministra y lanza concertinas a los muslos de migrantes que huyen de una guerra.

La voz de su amo. Viva el mal, viva el capital. Madrid, capital del reino. 7,291 asesinados en residencias. La fruta que te parió.

Pero Marlaska sabe detectar cuando los fachas van a sacar a pasear su mala baba y cuando no. Tendrá hilo directo.

Ese Ortega Smith increpando a los antidisturbios cual David Vidal a sus jugadores cuando perdían un balón en el centro del campo.

En cualquier otro país le hubieran cosido a hostias. Aquí no necesitó ni amnistía, sigue siendo el rey.

Amo de nuestro destino, capitán de nuestra alma. Eso es lo que creen. Estamos de alquiler, alquiler social, obra social La Caixa que los parió.

Que vuelva Mandela, o Labordeta, o Saramago, o Federica Montseny.

La España de charanga y pandereta que no nos deja que llevemos a los niños a ver el mar.

Para nosotras nunca hay amnistía total, solo los restos.

Primero se sirven los Martín Villa y luego (muy al final) los Marcelino Camacho. Cuando llega el plato no queda nada, las migajas.

Silencio, se rueda. No hay que hacer ruido.

Y así seguimos. Esperando a Godot en forma de Antonio Machado volviendo a casa por Navidad, de la mano de Miguel Hernández.

Cuando uno ya está en la pantalla de un referéndum (o dos) aquí siguen a vueltas con la dichosa amnistía. Tómala ya en consideración. Que llevamos dos siglos de retraso, o más.

Quiero pasar de pantalla, ya.

En Altamira ya tomaron en consideración eso de amnistiar al que robaba una chuleta de bisonte. Vamos que nos vamos.

El Congreso ya no es lo que era. Ya no se habla de golpe. El pecho de palomo de Abascal ya no es tan pecho de palomo, está desinflado. Le he visto en el patio y ni sombra de lo que era hace unos meses.

Eso sí, cuando sale en coche por la Carrera de San Jerónimo parece alguien.

Pedal de acelerador a tope, escoltas asomando la cabeza con gesto cabreado, por la ventanilla.

¿Pero quién les va a atacar? ¿La señora del rosario? ¿Los anormales de las muñecas hinchables? Pero si juegan en casa. Es todo un delirio. Deprisa, deprisa.

Dame amnistía que quiero morir.

Feijoó ha salido a mitad de la tarde a hacerse un Rajoy (aunque creo que volverá a votar y estará sobrio).

Alberto deambula por el patio como un fantasma. Ya no cuela. Cataluña no nos roba, ni nos mata. Quiere una amnistía, para volverse a Galicia y dejar Génova.

Las encuestas le daban como el inquilino del colchón de Pedro en Moncloa. Esto es una pesadilla. Pescadilla en la cocina, de Tezanos. Si lo sé no vengo.

Tómalo en consideración Alberto. Galiza calidade. Aquí no hay nada que rascar.

Moreno Bonilla es más Kennedy que tú. Y si tiene que ser Thatcher, lo será también.

Facha de Primark, no como Ayuso que se la ve venir con el hacha cortando el cable rojo del respirador de la UVI.

Alberto, ella no te va a amnistiar. Una pieza de fruta al día. An apple a day keeps the doctor away.

Sé de buena tinta que Sánchez prefiere enfrentarse a Ayuso en las próximas generales. Porque Ayuso le puede hacer gracia al facha medio madrileño, pero fuera de aquí el madrileño facha y faltón no hace tanta gracia.

Se ve en los veranos, con ese turismo impositivo. Papardos los llaman en Cantabria. Ese pez de roca que solo aparece en verano, a dar por saco.

Madrileños que aparcan sus SUV en las dunas, hablan gritando, se creen con derecho a todo. Puedes ser facha aquí y caer mal al facha de allá. Que nos creemos que Madrid es el centro del universo facha.

Se está a punto de tomar en consideración la Ley de Amnistía. Los votos están asegurados. Aquí no hay más tránsfugas que los que arden, en la cabeza de Urtasun.

Yo sigo en el patio, a lo mío.

Pasa Enrique Santiago y me saluda desganado. El PCE ya no es lo que era.

Pasa Errejón. ¿Qué fue de Más País? Pasa también de puntillas. Paso de vosotros me aburrís, decía la gran Chus Lampreave en “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”

Vistalegre 90210. Íñigo ¿qué has hecho con tu vida?

El carril izquierdo sigue despejado.

El otro día me dijo una persona de cuyo nombre no debo acordarme que si el PSOE pusiera a un mono con platillos de candidato a la Moncloa… seguiría asegurándose 120 escaños, al menos.

Aviso para candidatas helicóptero llegadas desde Ferrol.

Que igual de 26 escaños no pasas. No te hagas líos.

Tómame o déjame, pero considérame. Hazme tuya, Pedro.

El PSOE es mucho PSOE. Por más que te derechices nunca vas a ser una de los suyos.

Ellos son una fábrica de monos con platillos, de Bolaños…

Yolanda ha aparecido en la toma de consideración de la Ley de Amnistía con una abrigo de piel (o pieles). Igual es sintético o es algún regalo de Amancio Ortega. Bangladesh en vena. Niñas cosiendo balones que siempre dan en el palo.

El disgusto del grupo mixto podemita hay que rebajarlo comprando, digo yo.

¿Si no me queréis para qué me llamáis?

Óscar Puente aparece en el patio como Tkachenko, pisando fuerte.

Un chico con un paquete enorme intenta entrar en el palacio pero Puente se le cuela. Ni siquiera le sujeta la puerta. Es ministro. ¿Tú quién eres chaval? ¿Con quién has empatado?

Bolaños nunca haría eso.

Casi se le caen todos los paquetes al suelo al pobre chaval. Probe Miguel.

Un policía saluda con la palma de la mano en la sien al ministro pero ni caso.

Soy el ministro de la muerte, que va a unirse en lazo fuerte con tal leal compañera. Y tal y eso.

Alguien del Grupo Mixto me sopla que solo hay una cafetera para todas y que si Podemos quiere café tendrá que traer sus propias cápsulas. What else?

Joder, cómo está el patio.

La diputada de Coalición Canaria (Cristina Valido) departe con dos diputadas de ERC.

Tan de derechas no será. Seguro que le hace un barraquito a Ione Belarra.

El Grupo Mixto promete. Café de olla. Licor café.

Hablo con Agustín Santos, diputado de Sumar. Es un tipo afable, sonriente… Iba a decir que no parece de Sumar. No es un Castelar, pero tampoco un Vendrell.

Ernest Urtasun ha echado cuatro canas más desde que es ministro. Sonríe más que Vendrell (tampoco es tan complicado) pero tampoco se para a hablar de cine conmigo como Borja Semper (y eso que es ministro de Cultura).

Ya está. Se toma en consideración la Ley de Amnistía por 178 votos a favor.

Llueve en la Carrera de San Jerónimo. Son lágrimas de facha, lágrimas borbónicas. El del culo blanco se retuerce en su tumba.

Es el principio de algo que nunca se parecerá ni por asomo a lo que ellos hicieron en 1977. Pero da igual, ellos siempre quieren ganar por goleada.

Ahora la ley irá al Senado, luego a la junta de vecinos del Frente Judaico Popular y más tarde al CGPJYXH. Habrá enmiendas y recortes. Para las de siempre.

Suponemos que Puigdemont podrá volver a Cataluña pero tendrá que ser en el maletero (de un coche sin amortiguadores). Pinches enmiendas.

Cuando entre por la frontera habrá gente de atrezzo gritándole cosas españolas, muy españolas.

Es lo que tiene este país. Una de arena, y muchas de cal, viva.

Vivan las tomas en consideración.

Tómame o déjame pero no me dejes en visto.

¿Who the fuck is Roberto Sotomayor?

¿Carolina who?


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Florentino Pérez, ministro de Vivienda

    El problema de la vivienda en España es gravísimo y es urgente en términos sociales y económicos abordarlo de forma valiente. Pero habría que ser muy inocente para llevarse a engaño. Es obvio que el PSOE no va a hacer absolutamente nada significativo en esta materia