Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Pescadores descargan su barco en el puerto de Ribadeo, Lugo, Galicia — Carlos Castro / Europa Press / ContactoPhoto

Unos cobran e outros non

El sainete de la catástrofe ambiental se agranda cada día; mientras se trata de comprar con dinero el silencio de los trabajadores del sector del mar


Uno de los manjares más apreciados de Galicia son los pimientos de Padrón, sobre los que existe el dicho popular de que “unos pican e outros non”, cuando te toca uno de los que pican es aconsejable tener a mano un vaso de agua, de vino o de cerveza para no ver las estrellas.

En estos días hemos conocido que la Xunta de Galicia ha anunciado una movilización de 15 millones de euros para el sector pesquero, en la misma semana que se celebraba la primera gran movilización popular de protesta ante la gestión del vertido de pellets en las costas gallegas por parte del ejecutivo de Alfonso Rueda.

La partida anunciada por el gobierno gallego se queda en la práctica en apenas 500 euros, para que los mariscadores gallegos afronten el pago de algo más de dos cotizaciones de la Seguridad Social, mientras la Federación Gallega de Cofradías de Pescadores pide al gobierno de España exonerar al sector del pago de estas cuotas, mediante la aprobación de declarar la zona como catastrófica.

Algunos trabajadores del mar han calificado este desembolso como aguinaldo, relacionándolo directamente con una estrategia de comprar el silencio de los trabajadores del sector, tal y como sucedió cuando la marea negra del Prestige. El que coincidiera en la misma semana de la gran movilización de Santiago de Compostela tampoco parece casual.

Como contrapunto, en estos mismas días han aparecido reflejadas en los medios de comunicación testimonios de los trabajadores contratados por la empresa de marketing y publicidad a la que la Xunta ha encargado la gestión de su formación para limpiar las playas; sin concurso, al margen del portal de transparencia y sin que la empresa en cuestión acredite ninguna experiencia previa en este terreno, el único aval de la empresa es el aparecer como contratista habitual en las administraciones gobernadas porel PP de Galicia.

Algunos de estos trabajadores denuncian que llevan 7 días trabajando sin contrato, y que la empresa solo ha contacto con ellos de manera telemática, sin ningún encuentro presencial. La empresa va a hacer firmar a sus empleados un acuerdo de confidencialidad, seguramente como reacción ante las dudas que han surgido respecto a la solvencia y competencia de la misma para acometer las tareas encomendadas.

El sainete de la catástrofe ambiental se agranda cada día; mientras se trata de comprar con dinero el silencio de los trabajadores del sector del mar, los encargados de limpiar las playas trabajan sin contrato, con una gestión del gobierno de Rueda que se parece a los pimientos de Padrón; unos cobran e outros non.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar