Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Fotograma de la cobertura en directo del desfile del 12 de octubre de La Vanguardia

La ministra Belarra (Podemos) asiste al desfile del 12 de octubre con un pañuelo bordado por mujeres palestinas

«Que el dolor de las y los que sufren no nos sea nunca indiferente. Que quienes puedan alcen la voz, aunque sea frente a esta feroz e hipócrita unanimidad mediática que intenta convencernos de que unas vidas valen y otras no porque son “animales”», escribía la ministra su cuenta de Instagram


Esta mañana, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 y Secretaria General de Podemos, Ione Belarra, ha asistido junto con el conjunto del Consejo de Ministros al desfile militar del 12 de octubre y ha querido tener un gesto simbólico con la población palestina que está en estos momentos siendo masacrada por el Estado de Israel. Así, y como la propia Belarra ha explicado en redes sociales, ha vestido para la ocasión con un pañuelo bordado por mujeres palestinas de la ciudad de Hebrón, una de las más asediadas por Israel en los últimos años.

«Que el dolor de las y los que sufren no nos sea nunca indiferente. Que quienes puedan alcen la voz, aunque sea frente a esta feroz e hipócrita unanimidad mediática que intenta convencernos de que unas vidas valen y otras no porque son “animales”«, escribía la ministra su cuenta de Instagram.

A primera hora de la mañana, Belarra dejaba asimismo claro cuál es la posición de Podemos respecto de la así llamada «fiesta nacional», recordando que el 12 de octubre conmemora el inicio del genocidio de los pueblos originarios de América Latina y que, por ello, España debería plantearse seriamente un cambio de fecha.

Unas contundentes palabras que contrastaban con las de la vicepresidenta segunda del gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, que se limitaba a felicitar el 12 de octubre, también en la red social X (antes Twitter), sin atisbo de crítica.


Madrid –

Compartir

Editorial

  • Ana Pastor y sus satélites señalan al «putinismo»

    Los que están acusando de «putinistas» a sus adversarios políticos, simplemente porque éstos están en contra de la escalada bélica y a favor de la solución diplomática, están desviando la atención de los verdaderos aliados de Putin en España: la ultraderecha de VOX