Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Eduardo Parra / Europa Press

Sectores de Compromís apuestan por presentarse a las europeas al margen de Sumar y concurrir junto con Bildu, ERC y BNG

Militantes de la coalición valencianista aspiran a conseguir el 10% de las firmas de la militancia para activar una consulta interna


La corriente soberanista de Compromís, Bloc i País, corriente minoritaria del antiguo Bloc Nacionalista Valenciá de Joan Baldoví, ha puesto en marcha los mecanismos internos de la coalición para lograr un 10% de los apoyos de la militancia y lograr someter a consulta de qué manera debe concurrir la coalición valencianista a las elecciones europeas. 

Este movimiento apuesta claramente por armar un polo soberanista junto con Bildu, ERC y BNG y concurrir al margen de Sumar, coalición con la que Compromís se presentó el 23J y en la que tiene integrado a dos diputados, Águeda Micó del Bloc Nacionalista y Alberto Ibáñez de Iniciativa del Poble Valenciá, el partido de Mónica Oltra.

Esta corriente la conforman, entre otros, la diputada autonómica Mónica Álvaro, Ricard Chuliá o Consol Barberá, que ya fue líder de la corriente crítica en el último congreso del Bloc y pidió que se retirara de los estatutos de la formación el término “de izquierdas” porque “en nuestros colectivos locales hay gente que se siente nacionalista y no tanto de izquierdas”.

Vicente Fernández, que también conforma la corriente soberanista de Compromís, ya dijo en marzo de 2023, días previos a la conformación de Sumar, que “la izquierda española no suma, resta”, por lo que, según Bloc i País, lo más conveniente sería “ofrecer una propuesta de bienestar y futuro para los valencianos y no volver a participar de la enésima limpieza de cara de la izquierda española y de sus disputas internas”.

Aunque esta corriente es minoritaria tanto dentro del antiguo Bloc como en Compromís, si finalmente consigue el 10% de las firmas de la militancia para convocar una consulta, podría abrir un debate sobre la relación con Sumar que es un silencio a voces en amplios sectores de Compromís, como ya publicamos en Diario Red hace unas semanas, por las discrepancias en la coalición valencianista con Yolanda Díaz por querer implantar la marca de Sumar en la Comunidad Valenciana en contra del acuerdo bilateral para el 23J que decía claramente que la marca de Sumar en el País Valenciano era Compromís.

A las diferencias sobre el acuerdo firmado entre Compromís y Sumar para las elecciones del 23J, se añade el enfado en la coalición valencianista por la autorización de las obras de ampliación del Puerto de Valencia que Yolanda Díaz no ha conseguido bloquear en Consejo de Ministros, la negativa del Gobierno de España a afrontar la reforma de la financiación autonómica, siendo Valencia la comunidad peor financiada de todo el Estado, no haber conseguido blindar en la última reforma constitucional el derecho civil valenciano.

A todo esto, hay que añadir que las juventudes de la coalición valencianista han pedido el voto abiertamente para el BNG en las elecciones gallegas y que el propio Joan Baldoví, preguntado por los periodistas, evitó pedir el voto en los comicios gallegos para Sumar con la excusa de que “Compromís no vota en Galicia”.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista