Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Huelga General, convocada en rechazo al Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y a la Ley ómnibus — Julieta Ferrario / Zuma Press / ContactoPhoto

La popularidad de Milei se hunde tras mes y medio en la Casa Rosada: un Gobierno caótico y una inflación insoportable

La inflación en la renovación de los alquileres en febrero se prevé del 147%. La pregunta es hasta cuándo va a aguantar la población una caída tremenda de su poder adquisitivo


En pleno verano, Buenos Aires tiene más trasiego estos días que los meses de enero —sinónimo de vacaciones en Argentina— de los últimos años al caer las reservas hoteleras de los destinos más turísticos por la crisis. En sus calles hay consenso alrededor de un tema con independencia del estatus social del barrio, ya sean los selectos Recoleta o Palermo Chico o los humildes La Boca o Barracas: los precios están desatados y los salarios crecen mucho más despacio. Y para rematar el inicio más loco de legislatura que se recuerda, la Justicia anuló el martes por la tarde la reforma laboral tras la denuncia de CGT al declararla inconstitucional

La tremenda devaluación del peso el 12 octubre, a los dos días de tomar posesión Javier Milei; los controvertidos decretos y paquetes legislativos que han sido modificados un sinfín de veces y, en el caso de la polémica ley ómnibus, ni siquiera ha conseguido superar aún el trámite parlamentario; una huelga general y un cese no demasiado bien explicado de un ministro importante en tiempo récord para cualquier Ejecutivo de siempre; unos mercados financieros que habían bendecido los comienzos del presidente ultralibertario y empiezan a desconfiar de sus planes o una inflación que dobla el peor mes del anterior Gobierno peronista; todo este mejunje sintetiza el mes y medio de caos con La Libertad Avanza al timón del país austral.

El último giro de guión no lo ha dado Milei sino el FMI: de un crecimiento del 2,8% del PIB previsto en octubre, este martes 30 de octubre el Fondo hunde las perspectivas de Argentina y revisa a la baja las proyecciones, pasándose a una caída del 2,8%.

Ya una mayoría de argentinos desaprueba a Milei según un sondeo de la encuestadora Zubán Córdoba. Una encuesta formulada a 1.500 personas mayores de 16 años en todo el país entre el 25 y 26 de enero arroja que el 52.8% desaprueba totalmente al gobierno nacional y el 36.2 % lo aprueba totalmente. Una muestra de la pérdida de mayoría libertaria marcada por la insoportable inflación de los alquileres, los productos básicos, el transporte, el material escolar o cualquier producto a la venta. “Fui en diciembre a comprar una chomba —polo— para mi hijo y unos cuadernos para el colegio y me salió todo por 15.000 pesos”, relata Elisa, empleada del hogar y residente en Lomas de Zamora, en el Gran Buenos Aires. “Volví a comprar una segunda chomba y ahora me piden 40.000”.

Se estima que el índice de precios de enero empatará con el de diciembre (en torno al 25%). Pero brotan datos aterradores, como la inflación en la renovación de los alquileres en febrero, que se prevé del 147%. Según explicaba el delegado del Colegio de Martilleros —subastadores— Guillermo Reybet a Radio 7, “quienes pagan actualmente 100.000 pesos mensuales con vencimiento a febrero, subirá hasta 247.100pesos”.

La presión sobre Milei es tan alta que su equipo se ha visto forzado a retirar el paquete fiscal de la ley ómnibus, una ley con 664 artículos que dejó aterrado al país cuando se presentó el 29 de diciembre al amparar la prohibición de manifestaciones, liberar los precios de los carburantes y de la luz y el gas o privatizar a diestro y siniestro. Ante la imposibilidad de convencer a un Congreso donde la bancada mayoritaria es el bloque peronista de Unión por la Patria y a parte del centro derecha, el ministro de Economía Luis Caputo anunció que se caía el capítulo fiscal. Una parte nada desdeñable del pack que relajaba el blanqueo de capitales hasta los 100.000 dólares, reducía el poder de las provincias en los cobros por derechos de exportación, rebajaba —por lo bajo— la exoneración del Impuesto de Ganancias que aprobó el ex titular de Economía Sergio Massa o recalculaba la fórmula de las pensiones.

La ley ómnibus se queda con 384 artículos de los 664 iniciales, porque durante estas semanas han cambiado más cosas como que tres personas juntas ya no se pueden considerar manifestación sino 30, y se saca de la lista de empresas públicas privatizables a YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales, 2.200 millones de beneficios en 2022), pero a cambio entran Nucleoeléctrica, Banco Nación y Arsat. Este lunes por la noche Caputo avisaba a los empleados públicos de Banco Nación que cobrarán su sueldo con demora. Y todo ello mientras se diseña la quita masiva de subsidios.

Mientras La Libertad Avanza negociaba a cara de perro con otras formaciones, el pasado fin de semana trascendía la primera destitución en 45 días: el ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, era defenestrado. Al parecer, se le achacan una serie de  filtraciones “maliciosas” respecto a las decisiones del Consejo de Ministros, entre ellas la de “dejar sin un peso” a las regiones.

Una caída palaciega en una corte en la que hacen, deshacen, se alían y chocan Luis Caputo, su sobrino el asesor Santiago Caputo, el también asesor y —al igual que Luis Caputo— ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger, el poderoso jefe del Gabinete de Ministros, Nicolas Posse, y planeando sobre todos ellos la hermana del presidente, Karina Milei. Hace solo un par de semanas Karina mantenía apartado a Santiago Caputo por razones no muy conocidas, pero el sobrinísimo ha vuelto a la primera línea tras el cese de Ferraro.

La respuesta de las calles fue el paro general del 24 de enero que, convocado por la CGT, paralizó los transportes y los servicios públicos y terminó con imágenes de la Plaza del Congreso de la capital tomada por los sindicatos y con guiños a la clase media cada vez más pobre. Un primer aviso al gobernante ultralibertario totalmente ausente de episodios violentos que nadie duda va a repetirse, coronado por la corrección a la baja del FMI.

La pregunta es hasta cuándo va a aguantar la población una caída tremenda de su poder adquisitivo y su nivel de vida en una crisis que arrancó en 2018 causada por las decisiones de Mauricio Macri. Pero Macri ahora se distancia de Milei y ambiciona recuperar la presidencia de su partido político, el PRO, en manos de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.


Buenos Aires –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista