Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Centenares de ganaderos y agricultores en la Plaza Sant Jaume de Barcelona — Kike Rincón / Europa Press / ContactoPhoto

Nueva jornada de protesta por parte de los agricultores españoles

Los agricultores insisten en la necesidad de soluciones inmediatas y acciones concretas para abordar sus problemas a corto plazo


Las últimas semanas han sido testigo de una movilización sin precedentes por parte de los agricultores españoles, quienes han tomado las calles y las carreteras en un llamado urgente por “reformas y apoyo gubernamental” en un sector que enfrenta desafíos cada vez más apremiantes. En esta segunda semana de protestas, tanto Cataluña como Andalucía han sido los epicentros de las manifestaciones, donde los agricultores han utilizado sus tractores para bloquear carreteras y puntos logísticos.

En Cataluña, la acción de los agricultores ha sido particularmente intensa. Desde el cierre de la autopista AP-7 cerca de la frontera con Francia hasta la interrupción del acceso al Mercabarna, el principal mercado mayorista de Barcelona. Además, el Puerto de Tarragona ha sido objeto de bloqueos, lo que ha resultado en una reducción significativa de la actividad portuaria.

En Andalucía, las protestas han seguido una línea similar, con cortes de carreteras en la A-4 y la A-92.

En el centro de estas protestas se encuentran una serie de demandas clave por parte de los agricultores. Entre ellas se incluyen la necesidad de precios justos para sus productos, una reducción de la burocracia que enfrentan en su día a día, reformas en la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea para asegurar “un apoyo más equitativo y efectivo”, y el cumplimiento estricto de la ley de la cadena alimentaria para garantizar relaciones comerciales justas y transparentes en toda la cadena de suministro. Estas preocupaciones fundamentales han llevado a enfrentamientos con el gobierno español, que, aunque ha expresado su comprensión hacia las demandas, ha señalado la complejidad de algunas medidas que requieren decisiones a nivel europeo.

En respuesta a las protestas, el gobierno ha anunciado reuniones con representantes de las organizaciones agrarias para abordar las preocupaciones del sector. Sin embargo, los agricultores insisten en la necesidad de soluciones inmediatas y acciones concretas para abordar sus problemas a corto plazo. Esta tensión entre las demandas del sector agrícola y la realidad política, económica y competencial subraya la complejidad de la situación.

En última instancia, las protestas de los agricultores españoles destacan la urgencia de abordar las desigualdades estructurales y promover una agricultura sostenible y justa para todos los actores involucrados sin por ello dar pasos atrás en la lucha climática.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • La guerra no es un fenómeno meteorológico

    Aunque la propaganda bélica sea aplastante e incesante, las personas decentes, demócratas y pacifistas tenemos la obligación de alzar la voz y decir alto y claro que por supuesto que el gobierno de España tiene en su mano la posibilidad de reducir el gasto militar