Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Irene Montero saluda a la presidenta fascista de las Cortes de Aragón

La degradación del periodismo degrada la democracia

Es indispensable la existencia de medios de comunicación completamente desconectados de los poderes antidemocráticos que se atrevan no solamente a proporcionar información rigurosa y veraz sino también a señalar la corrupción del periodismo allí donde ésta se produzca


Y vean esta imagen que se ha producido esta mañana en Zaragoza. Es el tenso saludo institucional entre la ministra de Igualdad en funciones, Irene Montero, y la presidenta de las Cortes de Aragón, Marta Fernández de VOX.”

Así contaban a primera hora de la mañana los servicios informativos de RTVE lo sucedido en Zaragoza antes de comenzar las jornadas europeas sobre derechos sexuales y reproductivos en el palacio de la Aljafería de la capital aragonesa.

Y al llegar a ese acto de derechos sexuales en Zaragoza, ha ocurrido esto. La presidenta de las Cortes de Aragón, Marta Fernández de VOX, al recibir a Irene Montero, no le da la mano, las mantiene a su espalda y rechaza la mano que le tiende la secretaria de estado de Igualdad. La presidenta de las Cortes Aragonesas, que niega la violencia machista, insultó en el pasado a la ministra de la que llegó a decir textualmente que «solo sabe arrodillarse para medrar.»

Así contaban, sin embargo, el mismo hecho en el telediario del mediodía de La 1 de RTVE.

Por la mañana se trataba de un “tenso saludo”, se ponía en el mismo plano a las dos personas implicadas, se omitía que era Marta Fernández la que negaba el saludo a la ministra y se adoptaba una posición equidistante entre Irene Montero y una diputada fascista que niega la violencia machista y que había lanzado repugnantes insultos machistas y con intención vejatoria contra la propia Montero.

Pocas horas después, sin embargo, la noticia se daba correctamente.

Para muchísima gente afuera de los poderes mediáticos, resultaba completamente evidente que el primer enfoque emitido por RTVE era inaceptable, en tanto que establecía una equiparación entre el fascismo y la democracia

¿Qué había ocurrido en medio? Que muchas personas en las redes socialesy también este periódico— empezaron a denunciar el inaceptable enfoque que estaba utilizando RTVE, pero también otros medios como la Cadena SER, El País, El Mundo o La Razón. La rectificación, el radical cambio de relato —sin ninguna disculpa explícita, eso sí—, no se había producido porque la dirección de informativos de RTVE se hubiese reencontrado de repente con la deontología periodística. Lo que les obligó a dar un volantazo comunicativo de primera magnitud fue el escándalo generado y la amenaza reputacional que eso podía acarrear.

Para muchísima gente afuera de los poderes mediáticos, resultaba completamente evidente que el primer enfoque emitido por RTVE era inaceptable, en tanto que establecía una equiparación entre el fascismo y la democracia, y blanqueaba así a aquellos que niegan la violencia machista y ejercen violencia política contra las mujeres que trabajan para erradicarla desde los poderes públicos.

Esta degradación del periodismo no es algo que afecte únicamente al propio sector. La propagación de mentiras, la manipulación, la desinformación, la construcción de relatos políticamente tan sesgados que sueltan amarras con la realidad social, el blanqueamiento de las ideologías del odio y la violencia, todo ello, no es un problema únicamente de los profesionales de la comunicación. En una época en la que los principales actores ideológicos son los medios, esta degradación de su operativa constituye una amenaza de primer orden al sistema democrático. Por ello, es indispensable, en primer lugar, la existencia de una ciudadanía crítica con la suficiente educación mediática como para no dejarse engañar y, en segundo lugar, la existencia de medios de comunicación completamente desconectados de los poderes antidemocráticos que se atrevan no solamente a proporcionar información rigurosa y veraz sino también a señalar la corrupción del periodismo allí donde ésta se produzca.


Madrid –

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística