Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Pablo Motos en El Hormiguero, Antena 3

Pablo Motos, que dirige un programa con más de 2 millones de audiencia, dice que no tiene libertad de expresión

Esta alusión a la “cultura de la cancelación” no es la primera vez que tiene lugar en El Hormiguero por parte de personas con un altavoz mediático muy grande


Pablo Motos se ha convertido de nuevo en Trending Topic en la red social X por sus palabras en El Hormiguero durante esta semana. El presentador y director del programa de Atresmedia se encontraba departiendo sobre actualidad en la tertulia que contaba con 4 hombres y una mujer. En la mesa estaban presentes el escritor y colaborador habitual Juan del Val, el periodista de Onda Cero y El Confidencial, Rubén Amón, el humorista Miguel Lago y la guionista del programa, Maria Dabán. El momento de la emisión que se ha viralizado ha sido el que protagonizaron Amón y Motos sobre la más que probable amnistía y el acuerdo de Sánchez con Puigdemont, que en la mesa calificaron de forma negativa. Durante el fragmento, Amón se quejaba de que les fueran a llamar “fachas” por estar en contra de la amnistía, algo que Motos rechazó como impedimento para expresar su línea política contra la amnistía. Aunque se trate de una posición política sobre la amnistía que está en consonancia con la de Ayuso, Feijóo, Abascal o García-Page, eso no puede suponer, según Motos o Amón, que miles de usuarios les llamen “fachas” desde la redes sociales.

«Luego en las redes sociales dirán que esta tertulia es el reflejo de un grupo de fachas, que se rebela contra un gobierno progresista. Pero es que el escándalo es totalmente unánime, también lo es para los propios socialistas», dijo Amón. A lo que contestó Motos: «Me rebelo absolutamente a esta mierda de no poder tener libertad de expresión, a cambio de que no te digan una palabra«.

Esta alusión a lo que algunos llaman cultura de la cancelación no es la primera vez que tiene lugar en El Hormiguero o en otros programas o medios con grandes audiencias, donde personas famosas con mucha capacidad de influencia que cuentan con un altavoz mediático para expresar sus opiniones se sienten cancelados o censurados por la reacción que pueda tener lugar por parte de miles usuarios en las redes sociales. Sobre este fenómeno que Lucía Litjmaer trata en su libro Ofendiditos, escribía Ricardo Romero (Nega) en las páginas de Diario Red. En palabras de Romero, “el Señor Blanco de mediana edad se queja de que ya no puede decir nada y de que ya no hay libertad de expresión. Pero enciendes la tele y hay un Señor Blanco (o varios) de mediana edad en una tertulia diciendo que ya no se puede decir nada. Y enciendes la radio y oyes al Señor Blanco de mediana edad graznando que ya no se puede decir nada”. Lo cierto es que El Hormiguero tiene una audiencia de más de 2 millones de personas cada noche en Antena 3, por lo que es difícil considerar que su libertad de expresión, en este caso alineada normalmente con la derecha, peligre. La única persona que se reservó su opinión sobre este tema fue María Dabán, aunque Motos y Lago intentaran que se expresase con frases como que «estaba callada para salvarse» o «tienes dos minutos para igualarnos en fachas”.

Juan del Val tildó la posible amnistía como «algo absolutamente vergonzoso» que supone una «humillación» para el PSOE. «No es el único gobierno posible, es el único gobierno posible para Sánchez», comentó el presentador

Aunque pueda resultar raro este formato de tertulia política en un programa de la noche dirigido a toda la familia, lo cierto es que Motos y sus colaboradores tratan temas de actualidad nacional y expresan sus opiniones sobre política desde hace mucho tiempo. Cómo no podía ser de otra manera, la jura de Leonor y la más que probable amnistía pactada entre Sánchez y Puigdemont fueron algunos de los temas de esta semana. Y no solamente las palabras de Motos y Amón han sido las protagonistas en las redes sociales. Juan del Val tildó la posible amnistía como «algo absolutamente vergonzoso» que supone una «humillación» para el PSOE. «No es el único gobierno posible, es el único gobierno posible para Sánchez», comentó el presentador. Por su parte Rubén Amón había expresado antes que «el Estado pasa de perdonar a pedir perdón. Es la forma más extrema de humillarse y de rebajarse. A día de hoy el 1-O se puede repetir, porque los delitos que lo acompañan han sido totalmente aliviados». «Yo no voté a Sánchez, pero va a ser mi presidente cuatro años más. Por lo que me gustaría que mi presidente también gobernara para mí. Tiene que preguntar a todos los españoles si estamos a favor de la amnistía», espetó Miguel Lago.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística