Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Alberto Pozas, miembro del primer Gobierno de Sánchez, al banquillo por entregar a Villarejo la tarjeta que le robaron a Bousselham

Se sentarán en el banquillo los periodistas Alberto Pozas y Luis Rendueles junto al ex comisario Villarejo tras haber sido rechazado el recurso de apelación


Alberto Pozas ha sido junto a Villarejo una de las personas clave para entender el mal llamado Caso Dina, que realmente es la pieza 10 del Caso Tándem, conocido más comúnmente como Caso Villarejo. Ahora, el que fuera director de Interviú y Director General de Información Nacional en el gobierno de Pedro Sánchez de 2018 a 2019, tendrá que ir a juicio oral tras haber sido rechazado el recurso de apelación que habían presentado en la Audiencia Nacional el propio Pozas junto a Luis Rendueles y que fue impugnado por el Ministerio Fiscal y la defensa de Bousselham y Pablo Iglesias.

Pozas y Rendueles, a través de sus abogados, pidieron en mayo la revocación y el sobreseimiento porque según su defensa el auto de mayo carecería de motivación y no concretaría cual fue la información revelada que constituye el objeto del delito de descubrimiento y revelación de secretos. Este motivo del recurso ha sido desestimado por la Sala de lo Penal ya que “con su conducta los investigados POZAS y RENDUELES provocaron directamente que con el mero acceso a ese material sensible por parte de tercero destinatario de la tarjeta que entregaron —el investigado José Manuel Villarejo Pérez— se produjera la afectación a la intimidad de los perjudicados, sin necesidad de que ulteriormente este investigado difundiera o no el material para su publicación en medios de comunicación”, algo que corresponde a “una conducta incardinable en el art. 197 del Código que tipifica delito de descubrimiento y revelación de secretos”.

En 2015 tuvo lugar la desaparición del teléfono de la que fuera miembro de Podemos, Dina Bousselham. En noviembre de 2017 cuando la policía registró el domicilio del excomisario José Manuel Villarejo, se encontraban una serie de discos duros en los que se encontraba la información y archivos procedentes del teléfono de Bousselham. En el año 2016, antes del registro de la casa de Villarejo parte de la información de la tarjeta mini SD  de Bousselham llegó a manos del periodista Luis Alberto Pozas Fernández, en aquel momento director de la revista Interviú. Pozas guardó una copia en su ordenador. Estos archivos Pozas los compartió con el subdirector de la revista, Luis Rendueles Bulte, también llamado a juicio. Más tarde la tarjeta de memoria se entrega al presidente del Grupo Editorial de la revista, Antonio Asensio Mosbah. Finalmente, Interviú no públicó ninguno de esos contenidos que formaban parte de la tarjeta de memoria del móvil de Dina B. Lo que sí sucedió es que Pozas y Rendueles facilitaron a Villarejo parte del contenido que había en la tarjeta de memoria.

Algunos de los archivos del móvil de Bousselham salieron a la luz en 2016 desde el digital de Eduardo Inda, después de las elecciones generales del 26 de junio en las que el PSOE y Unidos Podemos, coalición que encabezaba Pablo Iglesias, tenían posibilidades de formar gobierno con el apoyo de las fuerzas nacionalistas e independentistas

Algunos de los archivos del móvil de Bousselham salieron a la luz en 2016 desde el digital de Eduardo Inda, después de las elecciones generales del 26 de junio en las que el PSOE y Unidos Podemos, coalición que encabezaba Pablo Iglesias, tenían posibilidades de formar gobierno con el apoyo de las fuerzas nacionalistas e independentistas. Desde principios de ese año, tal y como ha contado Diario Red con Los whatsapps de las cloacas, se puede comprobar cómo desde el gobierno de M. Rajoy y las estructuras del Ministerio del Interior, en colaboración con medios de comunicación, se publicaron noticias falsas con el fin de impedir que Podemos llegara al gobierno e impedir una investidura alternativa a la de Mariano Rajoy.

Alberto Pozas, que tras ser director de Interviú fue miembro del gobierno de Sánchez bajo la Secretaría de Estado de Comunicación que encabezaba el periodista Miguel Ángel Oliver, tendrá que sentarse en el banquillo junto al que fuera su subdirector Luis Rendueles y declarar en juicio oral.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística