Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Carlos Luján / Europa Press

El Senado creará hoy la comisión de investigación sobre el ‘caso Koldo’ impulsada por el PP

«Queremos llegar hasta el final, que los españoles conozcan toda la verdad, que se depuren todas las responsabilidades políticas y que caiga quien caiga y cueste lo que cueste»


El Pleno del Senado de este martes dará luz verde a la creación de la comisión de investigación sobre todas las ramificaciones del ‘caso Koldo’, impulsada por el PP, en la que no descartan llamar a comparecer al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su mujer, Begoña Gómez, entre otras personas.

Según han informado a Europa Press fuentes ‘populares’, los de Alberto Núñez Feijóo están abiertos a «todo» a la hora de llamar a comparecer a personas implicadas en esta trama de Koldo García, exasesor de José Luis Ábalos, aunque evitan dar nombres concretos.

Una vez lo apruebe el Pleno, las próximas semanas se elegirán los miembros y la Mesa de la Comisión y ahí empezarían los trabajos de la investigación parlamentaria, con las propuestas de los comparecientes y las solicitudes de informes, entre otros aspectos.

Génova no desvela su portavoz

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha evitado desvelar durante una rueda de prensa este lunes después del Comité de Dirección de los ‘populares’ el nombre del portavoz del grupo en esta comisión de investigación.

Al ser preguntada quién será el portavoz del PP en esa comisión de investigación del Senado, Gamarra ha señalado que «será el propio grupo parlamentario en el Senado quien decida quiénes son sus representantes».

«Lo que sí que les puedo garantizar es que será un trabajo en el que participe de manera amplia el grupo parlamentario y no sólo aquel o aquellas personas que ostenten la responsabilidad de ejercer como portavoces», ha declarado, para añadir que están hablando de un caso que afecta «al Ministerio del Interior, al Ministerio de Sanidad, al Ministerio de Fomento en sentido muy amplio» y a «distintas empresas públicas e instituciones y a gobiernos autonómicos».

En este sentido, ha indicado que el trabajo en esa comisión no será «sólo de portavoces» sino «un trabajo del Grupo Parlamentario en su conjunto» porque el «compromiso» del PP con la sociedad española es «llegar hasta el final de todo lo que hay detrás de esta trama». «Cada día tenemos más claro que estamos en el inicio y de que no es el caso Koldo, que no eran cuatro pillos, que es algo estructural dentro del Gobierno de Pedro Sánchez», ha apostillado.

Ampliación a otras ramificaciones de la trama

Eso sí, la portavoz del PP en el Senado, Alicia García, desveló hace unos días que han ampliado el objeto y el alcance de la comisión de investigación para, según afirmó, «llegar hasta el final» y que los españoles «conozcan toda la verdad» tras investigar «todas las ramificaciones del caso».

Aunque no ha detallado a qué personas se están planteando citar a la comisión —limitándose a decir que se debatirá cuando se constituya—, García ha ahondado en que estaba inicialmente acotada a la intermediación de Koldo García pero que «no es el Caso Koldo, no es el caso Ábalos, es el caso PSOE», incluidos otros «derivados de esta trama» como la del rescate de AirEuropa.

«Queremos llegar hasta el final, que los españoles conozcan toda la verdad, que se depuren todas las responsabilidades políticas y que caiga quien caiga y cueste lo que cueste», añadió la portavoz ‘popular’, asegurando que llevan a cabo esta ampliación para que «el Gobierno no encuentre ninguna grieta por la que escapar».

«Todas las personas que estén implicadas de alguna manera en esta trama comparecerán, los traeremos a rastras si es necesario, porque lo que queremos es dar luz a toda esta trama que, desde luego, asola a un partido político (el PSOE)», agregó García.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)