Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

‘Vive tu impulso’ publicidad del ejército en la vía pública, Berlín

Aparece un audio con oficiales del ejército alemán planeando atacar suelo ruso

El audio fue difundido el viernes por la redactora jefe de RT en Moscú y, según la televisión pública alemana, dicha conversación tuvo lugar y no se trata de un fake. Los planes suponen un acto ilegal de guerra de agresión y acercan al país a un conflicto armado contra Rusia


El gobierno alemán enfrenta una seria crisis después de que se filtrara un audio que sugiere que oficiales alemanes estaban planeando un ataque contra un puente en Crimea. El audio fue divulgado por la redactora jefe de RT en Moscú, y la televisión pública alemana ha confirmado que la conversación es auténtica. Estos planes, de ser ciertos, representarían una grave violación del derecho internacional y podrían llevar a Alemania a un conflicto armado con Rusia. Un experto de la televisión pública alemana, Florian Flade, explicó que la grabación sería real porque utiliza «un cierto argot de la fuerza aérea» y sería «difícil de falsificar». Además, el ejército ha tratado al parecer de eliminar la grabación de internet. Una idea descabellada incluso en el país en cuya capital estos días te ofrecen como una gran novedad recibir una conexión más rápida a través de fibra óptica.

El canciller alemán se ha cubierto las espaldas en las últimas semanas al negarse a enviar los misiles del tipo Taurus, sobre los que tiene lugar la conversación de los oficiales. Scholz ha repetido una y otra vez que no quiere enviar esta arma porque podría ser programada para ser empleada en suelo ruso, lo que podría llevar a Rusia a interpretar el acto como una agresión alemana y declarar la guerra al país. Lo cierto es que para poder utilizar dicho sistema armamentístico se necesita un entrenamiento del que carece el ejército ucraniano, por lo que tendrían que ser soldados alemanes quienes, en un principio, manejen dichas armas. El partido verde Die Grünen y el partido liberal FDP han presionado al canciller durante semanas para que apruebe el envío de dicho armamento, a pesar de los riesgos, desde que Ucrania realizó una petición.

En el audio, dos oficiales hablan sobre los misiles Taurus y el por qué de que el canciller se niegue a enviarlos. En todo caso, aseguran, hay que prepararse para explicar cómo se llevaría a cabo el envío de forma técnica y qué implicaciones políticas tendría. La conversación tuvo lugar, al parecer, el 19 de febrero y fue entre el jefe del departamento de operaciones y ejercicios del comando de la Fuerza Aérea del Bundeswehr, un inspector, así como dos empleados del centro de operaciones aéreas del Comando Espacial. Los militares intercambian sus opiniones sobre el hecho de que Alemania podría considerarse como parte del conflicto por ofrecer apoyo logístico en la base militar de Büchel a Ucrania para estos fines y uno de ellos llega a proponer «un truco», dice literalmente, mediante el cual dicha ayuda se podría explicar en clave política sin implicar al país mediante el uso de una empresa intermediaria.

Indignación en Alemania por escuchas, no por los planes

Los principales medios alemanes informan esta mañana sobre dicho audio y en los comentarios se preguntan si es posible que los rusos realizaran escuchas de una reunión catalogada de alto nivel de seguridad y cuáles serían los posibles fallos en el sistema que llevaron a la revelación de dichos planes. En el Ministerio de Defensa están comprobando la autenticidad de la grabación y el servicio secreto militar ha abierto una investigación al respecto. Lo que sí se ha filtrado es que al parecer según el semanario Der Spiegel, los oficiales habrían utilizado un sistema de comunicación sin encriptar, la plataforma de videollamadas WebEx, y tendrían encima también sus teléfonos mientras hablaban sobre cuestiones catalogadas como internas del ejército. Al parecer, buena parte de la comunicación de la tropa y de su dirección tiene lugar a través de este medio y sin encriptar los mensajes.

En la conversación, los expertos del ejército dejan claro que sería Alemania quien proporcionaría no solo las armas, sino también las imágenes y coordenadas de satélite para alcanzar los objetivos con los misiles. De hecho, aseguran que Ucrania ya recibe dichas imágenes satelitales: «Sí, las reciben de nosotros», asegura un oficial. Otro de ellos explica entonces que ha estado pensando cuáles serían los mejores objetivos (en Crimea, se entiende, que Rusia ha anexionado y considera parte de su territorio) y propone volar un puente y un depósito de municiones en suelo ruso.

«Llegué a la conclusión de que hay dos objetivos interesantes: el puente hacia el este y los almacenes de municiones que están más arriba. El puente al este es difícil de alcanzar, es un objetivo bastante pequeño, pero el Taurus puede hacerlo, y también se pueden alcanzar los almacenes de municiones».

Otro de sus colegas le interrumpe y llama la atención de que, hacer eso, sería participar de forma activa en el conflicto: «si ahora le decimos al ministro que programaremos reuniones y viajaremos en coche desde Polonia para que nadie lo note, eso ya es participación, y no lo haremos.» Lo que no queda claro es si lo dice para frenar los planes, o para presentárselos al Ministro de tal forma que suenen diferente a lo que son en realidad.

‘Queda mejor puesta de lo que te imaginas’, publicidad callejera del ejército alemán.

Soldados británicos y franceses ya en Ucrania

Mientras la noticia se difundía como la pólvora, este sábado el Ministro de Defensa Boris Pistorius visitaba tranquilamente un hospital en la localidad de Westerstede, en Baja Sajonia. Si se confirma la autenticidad de los audios, el gobierno alemán y el Ministro Pistorius en particular podrían enfrentarse a graves implicaciones, ya que en ese caso estaríamos hablando de que durante su mandato se planeó una guerra de agresión. Así lo determina de forma muy clara el artículo 26 de la Ley Fundamental alemana, es decir, la Constitución. Por supuesto, esto también atentaría contra la Carta de las Naciones Unidas y el Estatuto de Roma.

Una de las cuestiones más controvertidas que el audio deja de manifiesto es que sobre el terreno se encontrarían no solo soldados del ejército alemán, sino también, al menos, soldados de los ejércitos británico y francés. «Los británicos tienen a varios soldados en Ucrania», dice uno de los oficiales en el audio, y también menciona que «los británicos estuvieron allí (en Ucrania) y equiparon los aviones» (para poder usar los misiles Taurus).

‘Mas armas = más paz. Puedo sentirlo’ arte callejero, realizado en azulejos, que critica el militarismo.

El diputado de Die Linke Dietmar Bartsch escribió en la red social X que su partido reclama «una pronta aclaración y respuestas del Ministro de Defensa Pistorius en la Comisión de Defensa del Bundestag». Además, aseguró que este tipo de planes «están prohibidos desde el punto de vista de la seguridad, son claramente punibles y deben tener consecuencias». Rusia ha pedido una explicación a Alemania y el canciller Olaf Scholz ha asegurado que considera la filtración «una cuestión muy seria» que promete aclarar rápido. Su posición en relación a los misiles Taurus no ha cambiado, ha explicado Scholz preguntado durante una visita al Vaticano.

El canciller, que se ha mantenido a buena distancia del escándalo Taurus por su clara posición, pasa la patata caliente al Ministro de Defensa, que desde finales de enero es presentado por varios medios como el Tagesspiegel, Stern, Berliner Zeitung, Bild o Der Westen como el posible sustituto de Olaf Scholz, como un posible sucesor del canciller que no consigue llegar al corazón de los alemanes. Parece que con este escándalo al menos esta idea puede ser que se de por descartada. Scholz no puede más que negar tener implicación alguna con los hechos o bien asumir su envolvimiento, dimitir y ser juzgado. Nada apunta en esa dirección tras las declaraciones del canciller.


Fotografías: Carmela Negrete

Berlín –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • No es el turismo, es el capitalismo

    Muchos de los y las manifestantes verbalizaban con toda claridad que no están en contra del turismo, sino en contra del modelo actual. Dicho de otra manera, contra lo que protestaban ayer decenas de miles de canarios y canarias es contra el sistema capitalista