Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

José Luis Martínez Almeida y Díaz Ayuso en Madrid, 2024 — Eduardo Parra / Europa Press

Alberto González Amador, pareja de Díaz Ayuso desde 2021, denunciado por un fraude fiscal de más de 350.000€

La Fiscalía denuncia dos delitos de fraude fiscal y uno de falsedad documental para evitar pagar impuestos de sus negocios millonarios en la pandemia según la Agencia Tributaria


La mañana del martes 12 de marzo ha estado marcada por la información de eldiario.es sobre la pareja de Isabel Díaz Ayuso, Alberto González Amador, que ha sido denunciado por la Fiscalía Provincial de Madrid por defraudar a Hacienda 350.951 euros entre 2020 y 2021 «valiéndose de una trama de facturas falsas y sociedades pantalla», según detalla el informe de la Agencia Tributaria.

Tal y como dice la noticia, la denuncia fue presentada en el juzgado el pasado 5 de marzo «tras recibir un informe de la Agencia Tributaria con las conclusiones de una investigación iniciada dos años antes» ya que en las declaraciones presentadas tanto en 2021 como en 2022 «Hacienda había detectado movimientos sospechosos de las sociedades de la pareja de la presidenta de Madrid por su enriquecimiento durante la pandemia».

En palabras de eldiario.es, «el informe de la Agencia Tributaria atribuye a Alberto González Amador dos delitos de fraude fiscal en el impuesto de Sociedades por 155.000 euros en 2020 y de otros 195.951,41 euros el ejercicio siguiente. También le imputa falsedad documental por presentar facturas falsas a través de empresas externas con el objetivo de rebajar los beneficios extraordinarios de sus sociedades» y «sus compañías presentaron 15 facturas falsas por gastos ficticios que suman 1,7 millones de euros. Fue el método utilizado para desgravar gastos que nunca se realizaron, reducir los beneficios declarados al fisco y pagar 350.000 euros menos en impuestos durante dos anualidades».

En el texto que firman José Precedo, Antonio Vélez y Pedro Águeda, los periodistas revelan que «la investigación comenzó a raíz de las declaraciones presentadas en 2021 y 2022» ya que ambas «reflejaban un incremento exponencial de la facturación de las empresas de la pareja de la presidenta madrileña a partir de 2020, el primer año de la pandemia». Durante ese ejercicio «sus ventas se multiplicaron por más de seis, hasta 2,3 millones, según sus cuentas anuales. Pese a ello, ante Hacienda declaró solo 8.400 euros de beneficio, tras anotarse gastos que no se correspondían con la realidad».

En el año 2021, la empresa de Alberto González Amador habría facturado un total de 1,3 millones, lo cual hizo saltar las alarmas de la Agencia Tributaria debido a «la deducción de una factura de más de 900.000 euros emitida en junio de ese año para pagar supuestos encargos realizados por Gayani LTD en Costa de Marfil», trabajos que según la AT fueron trabajos simulados que tampoco se prestaron. «Tras comprobar que los inspectores no admitían sus explicaciones, la pareja de Ayuso intentó convencer a la Agencia Tributaria de que esa factura se había anulado a posteriori», cuenta eldiario.es, que señala que una vez cerrada la investigación, la AT «remitió el pasado 23 de enero sus conclusiones a la Fiscalía de Madrid para que presentase denuncia en el juzgado, cosa que el ministerio público hizo el pasado 5 de marzo. En ella se pide la imputación de Alberto González Amador y de cada uno de los supuestos empresarios que contribuyeron a la facturación falsa de su sociedad. En el caso de la pareja de la presidenta de Madrid se le acusa de tres delitos, dos de fraude fiscal y un tercero de falsedad documental».


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Se debe dar voz a los que justifican un genocidio?

    Un embajador de un país que está llevando a cabo un genocidio lo que va a hacer ante todas y cada una de las preguntas de la periodista es justificar los crímenes contra la humanidad que está perpetrando su gobierno