Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Ayuso durante el pleno en que la oposición pedía su dimisión — Jesús Hellín / Europa Press / ContactoPhoto

El juzgado imputa a la pareja de Ayuso por dos delitos de fraude fiscal y uno de falsedad documental

La magistrada titular ha admitido la denuncia de la Fiscalía y ha llamado a declarar a González Amador por el presunto fraude de 350.000 euros al Impuesto de Sociedades y por el uso de facturas falsas


El Juzgado de Instrucción número 19 de Madrid ha decidido imputar a Alberto González Amador, pareja de Díaz Ayuso, por dos delitos de fraude fiscal y uno de falsedad documental tras admitir la denuncia de la Fiscalía. Este viernes, la resolución de la magistrada titular del juzgado ha sido comunicada a González Amador, que tendrá que declarar junto al resto de acusados por un delito de fraude fiscal contra la Hacienda Pública de 350.000 euros a través de una trama de facturas falsas.

En el auto, la magistrada esclarece que los dos delitos de fraude fiscal provienen de la investigación de la Agencia Tributaria que detectó el presunto fraude en el Impuesto de Sociedades de la sociedad de la pareja de Ayuso por valor de 155.000 euros en el ejercicio de 2020 y de 195.951 euros en el de 2021. Además, se le imputa otro delito de falsedad en documento mercantil porque, tal y como señala la resolución, las facturas revisadas durante la investigación «no se corresponden con los servicios realmente prestados» con el fin de rebajar la cuota tributaria correspondiente.

La magistrada también ha llamado a declarar a las inspectoras de Hacienda que iniciaron la investigación a González Amador para que den explicaciones sobre los expedientes que esclarecieron los dos delitos de fraude fiscal.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • ¿Puede haber un gobierno sin el PNV en Euskadi?

    La receta para conseguirlo ya la conocemos: resistir la violencia política y mediática y obligar al PSOE a aceptar la correlación de fuerzas parlamentaria emanada de las urnas. De momento, solamente los morados lo están diciendo