Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

Rodrigo Rato: la red de empresas pantalla para blanquear la corrupción de un «pata negra» del PP

Condenado por el atraco de las tarjetas Black a Bankia, comparece en estos días para explicar otra operación comprometida con la entidad, la adjudicación de varias campañas de publicidad a ZENITH MEDIA y PUBLICIS COMUNICACIÓN, por las que habría recibido unas sustanciosas mordidas y que tiene tres derivadas criminales, por una parte los delitos relacionados con la corrupción en los negocios, por otra los hechos relativos a la elusión fiscal y la tercera por actividades de blanqueo de capitales


Rato, lacayo del capital, artífice del “milagro económico neoliberal” que enriqueció a la mafia genovesa y empobreció al pueblo español.

Rato, ejecutor de la banca pública española mientras la saqueaba, rato el patriota… el mercado amigos, el mercado… ese mismo mercado que permitía, al ministro de economía y hacienda del reino de España, compatibilizar su cargo con la propiedad de una estructura de sociedades offshore, cuya única finalidad era eludir los controles fiscales del mismo ministerio que dirigía. Rato el patriota.

Rato, un “pata negra”, diputado popular desde noviembre del 82, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados del 89 al 96, Ministro de Economía en dos gobiernos sucesivos de JOSÉ MARÍA AZNAR (1996-2000, 2000-2004) donde también ocuparía los cargos de Vicepresidente segundo y primero respectivamente, para acabar siendo Director gerente del Fondo Monetario Internacional.

Condenado ya por el atraco de las tarjetas Black a Bankia, comparece en estos días para explicar otra operación comprometida con la entidad, la adjudicación de varias campañas de publicidad a ZENITH MEDIA y PUBLICIS COMUNICACIÓN, por las que habría recibido unas sustanciosas mordidas y que tiene tres derivadas criminales, por una parte los delitos relacionados con la corrupción en los negocios, por otra los hechos relativos a la elusión fiscal y la tercera por actividades de blanqueo de capitales.

En el primer capítulo aparecen imputados RODRIGO DE RATO FIGAREDO y la serie de colaboradores necesarios que ejecutaron la operación para adjudicar los contratos a las agencias de publicidad referidas, incluidos los directivos de las mismas que participaron en la trama, el ex secretario de Estado José Manuel Fernández Norniella, «mano derecha» del exministro y otro de los condenados por las BLACK, ALBERTO PORTUONDO COLL, uno de los testaferros de RATO, MARÍA TERESA ARELLANO CARPINTERO, secretaria y confidente de RATO, BEATRIZ COLOMER GARCÍA, colaboradora de Portuondo, MIGUEL ROBLEDO GÓMEZ director de comunicación externa de Bankia, MIGUEL ÁNGEL MONTERO QUEVEDO, administrador de diversas empresas de Rodrigo de Rato, DOMINGO PLAZAS RUIZ abogado y gestor de RATO, FERNANDO RODRÍGUEZ VARONA y SERGIO LORCA FERNÁNDEZ de ZENITH MEDIA y FRANCISCO XABIER OLAZÁBAL PUIG, SAGRARIO BUA ROJAS y FABRIZIO BINI de PUBLICIS COMUNICACIÓN ESPAÑA SL.

Las mordidas que RATO recibió por amañar las concesiones fueron a parar a ALBISA INVERSIONES Y ASESORAMIENTO SL, una de las sociedades instruméntales de RATO, administrada por ALBERTO PORTUONDO COLL.

Esos dos millones de euros, pasaron a engrosar la fortuna que RATO almacenaba, en un entramado offshore, oculto tras fiduciarias y testaferros.

Las maniobras de RATO para devolver el botín al circuito legal, aprovechando la amnistía fiscal impulsada por su “compadre” y sucesor Montoro, centran las otras dos derivadas del caso, elusión fiscal y blanqueo de capitales.

WESTCASTLE CORPORATION y RED ROSE FINANCIAL ENTERPRISES S.A. las primeras offshore conocidas de RATO

Rodrigo Rato, lejos de enmendar la conducta familiar (su padre, Ramón Rato, fue condenado en 1967 a tres años de cárcel por evasión fiscal, por ocultar 70 millones de pesetas en Suiza), abría en diciembre de 1993 su primera sucursal panameña WESTCASTLE CORPORATION.

Rodrigo, en aquellos momentos, era el azote en el Congreso de los Diputados del PSOE de FELIPE GONZÁLEZ, la VOZ contra la corrupción socialista del padrino AZNAR.

En noviembre de 2005 se registraba otra de las compañías que servirían a Rato para ocultar el botín, RED ROSE FINANCIAL ENTERPRISES S.A., creada en el Bufete Berrocal, un chiringuito panameño asociado a los “Papeles de Panamá” y a cientos de instrumentales radicadas en MALTA.

Esta conexión maltesa también conduce a FIDES CORPORATE SERVICES LIMITED, una fiduciaria sancionada en 2023 en Camboya por el carácter opaco de sus operaciones.

La existencia de estas dos sociedades panameñas no fue descubierta hasta que el expresidente de Bankia se acogió a la amnistía fiscal impulsada por el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

Corría abril de 2012 y Rato necesitaba efectivo, era preciso vaciar de “pasta” las compañías panameñas, disolverlas para ocultar el rastro del origen del botín y habilitar la estructura necesaria para hacer regresar a España, ya blanqueada, la fortuna acumulada durante años de saqueo.

La herramienta, el Finsbury Trust & Corporate Services Limited, un despacho gibraltareño encargado de gestionar sus sociedades opacas.

La primera maniobra del Finsbury Trust & Corporate Services Limited fue contratar a MOSSACK-FONSECA (2013) para liquidar Westcastle Corporation y Red Rose Financial Enterprises, que escondían 3.672.410 euros.

A la espera, en Reino Unido, otras dos sociedades instrumentales, VIVAWAY LIMITED y LILAC TRADING LIMITED, que receptarían el capital opaco en tránsito, hasta hacerlo llegar a su destino.

VIVAWAY LIMITED

VIVAWAY LIMITED fue creada en septiembre de 2001, a instancias de SANTIAGO ALARCÓ CANOSA y el abogado DOMINGO PLAZAS (testaferros de Rato), por los agentes de COMPANY DIRECTORS LIMITED, un vivero de la City londinense que acumula intereses en miles de sociedades, el 27 de febrero de 2003 FINSBURY CORPORATE SERVICES LIMITED toma el control de VIVAWAY, Rato y su socio Miguel Angel Montero Quevedo se incorporan en marzo de 2015, aunque las investigaciones de la UCO y la Agencia Tributaria vinculan al expresidente de BANKIA con el devenir de esta instrumental desde el comienzo de sus operaciones (2001).

SANTIAGO ALARCÓ CANOSA y DOMINGO PLAZAS jugaron, como testaferros, un papel fundamental en la trama, participando activamente en las maniobras de ocultación, evasión y blanqueo de la opaca fortuna de Rato.

SANTIAGO ALARCÓ CANOSA

El excuñado de Rato, Santiago Alarcó, descendiente de los Canosa de la gusanera anticubana, con intereses repartidos por Luxemburgo, Portugal, Suiza, Reino Unido y Malta (una de sus sociedades apareció tras los “Paradise Papers” radicada en Qormi, un municipio del sur de la isla), está llamado a declarar en mayo, acusado de jugar un papel “particularmente relevante” en la trama de blanqueo de capitales.

FINSBURY

SANTIAGO ALARCÓ CANOSA, para perpetrar la operación, contrató los servicios de la fiduciaria gibraltareña FINSBURY CORPORATE SERVICES LIMITED, domiciliada en las SUITES 7B & 8B, 50 TOWN RANGE, una dirección asociada a los “Papeles de Panamá” y a cientos de sociedades radicadas en las Islas Vírgenes Británicas tras hacer escala en Panamá.

FINSBURY es una firma especializada en montar estructuras opacas para cubrir operaciones de trasiego de capital sospechosas, un universo de sociedades instrumentales, al servicio del crimen, repartidas por paraísos fiscales de todo el planeta.

Uno de los operadores gibraltareños de FINSBURY en la trama fue Albert Perera Maurice.

Las operaciones “abiertas” de Perera Maurice en nuestro país, se limitan a su intervención en dos sociedades, SOUTH MANAGEMENT SL, vinculada a SERVITAX SL y ZBYSTEC SL que conduce directamente a la sociedad maltesa Randil Associates Ltd, obra y gracia de CHRISTIAN ELLUL, operador maltés de E&S Consultancy, asociado al empresario Marian Kocner, principal sospechoso de ordenar el asesinato del periodista de investigación eslovaco Jan Kuciak y su pareja.

CHRISTIAN ELLUL también estaba vinculado con Antonio Gordon Pérez, familiar de JACOBO GORDON LEVENFELD y a ROSAURO VARO, otro del círculo íntimo del expresidente AZNAR, como ya les conté.

Alarcó también intervino en la creación de LILAC TRADING LIMITED, la segunda instrumental británica implicada en la operación.

LILAC TRADING LIMITED

LILAC TRADING comenzó a funcionar el 29 de noviembre de 2013, esta sociedad dio sus primeros pasos en el bufete GATEWAY MANAGEMENT (B.V.I.) LIMITED, fiduciaria radicada en las Islas Vírgenes Británicas, domiciliada en PO Box 53, Abbot Building, Main Street, Road Town, Tortola, Bvi, una de las direcciones presente en los “Paradise Papers”.

El objetivo de este entramado offshore era blanquear la fortuna oculta de RATO, estimada por los investigadores en 8 millones de euros.

Desde las sociedades panameñas, WESTCASTLE y RED ROSE, vehicularon 3.672.410 € con destino a diversas sociedades controladas por RATO y sus testaferros, a través de KRADONARA 2001 SL y con la intermediación de la firma instrumental británica VIVAWAY LIMITED.

Desde WESTCASTLE se traspasaron a VIVAWAY fondos por valor de 2.521.850 euros, de los cuales llegaron 2.307.777 a KRADONARA, que se repartirían entre BAGERPLETA SLU (750.777 €), BAGERPLETA GMBH (250.000 €), COR COMUNICACIÓN (200.000 €) RODANMAN GESTION (400.000 €) y EL MANANTIAL DE LA INFORMACIÓN (687.000 €).

Los 3.697.773 € que faltan para completar el total de fondos introducidos en España a través de VIVAWAY (7.287.520 €), provienen de origen desconocido, pero acabaron en manos de Rato o de sociedades controladas por este y sus testaferros.

1.568.000 € en ARADA SL, 300.450 en BAGERPLETA SLU, 50.000 en BAGERPLETA GMBH, otros 300.824 euros en VR INVERSIONES RESIDENCIALES SL, 45.211 euros fueron a parar a TERRENYS DE LA BEGUDA ALTA SL y 157.000 acabaron invertidos en un FONDO DE INVERSIÓN DE CAIXA BANK.

Tras este trasvase de capitales, el entramado societario de Rato y sus secuaces en España tomó el relevo para rematar la operación… pero esa es otra parte de esta misma historia que no tardaré en contarles.

Seguiremos informando.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Sánchez, Ferreras y ‘la máquina del fango’

    La entrevista de ayer con Ferreras es el cierre del asunto. Es el apretón de manos con el jefe de los mafiosos que garantiza su impunidad. Una terrible noticia no solamente para la salud del debilitado sistema democrático español sino también para el conjunto de la profesión periodística