Diario Red
Menu
Menu
Diario Red

El Palacio de la Asamblea Nacional sede del parlamento yugoslavo entre 1936 y 1990

Yugoslavia incluyó el derecho al aborto en su Constitución 50 años antes que Francia

La Constitución yugoslava de 1974 reconoció “el derecho humano a decidir libremente sobre el nacimiento de los hijos”


El Parlamento francés celebró este lunes una sesión conjunta de ambas cámaras —Asamblea Nacional y Senado— en la que dio su visto bueno definitivo a incluir en la Constitución francesa el derecho al aborto y lo hizo para “garantizar los derechos de las mujeres”.

Francia se convierte así en el primer Estado de la Unión Europea en incluir el derecho al aborto en su Constitución, por lo que ha recibido la felicitación del director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud), Tedros Adhanom Ghebreyesus, que el mismo lunes celebraba en su perfil de la red social X “la decisión de Francia de garantizar los derechos de las mujeres y salvar sus vidas”.

Sin embargo —y pese a lo publicado por numerosos medios de todo el mundo—, el primer Estado del mundo en incluir el derecho al aborto en su Constitución no es Francia, sino que lo fue Yugoslavia, que en su Constitución de 1974, ya como República Federativa Socialista de Yugoslavia, reconoció “el derecho humano a decidir libremente sobre el nacimiento de los hijos”.

Josip Broz ‘Tito’ fue primer ministro de Yugoslavia desde 1945 hasta 1953 y presidente desde 1953 hasta su muerte en 1980, mientras que la Constitución de 1974 —la que incluyó el derecho al aborto 50 años antes de que lo haya hecho la de Francia— fue la cuarta carta magna de la República Federativa Socialista de Yugoslavia, tras las de 1946, 1953 y 1963.


Madrid –

Nada de esto sería posible sin tu ayuda

Y únete a nuestros canales de Telegram y Whatsapp para recibir las últimas noticias

Compartir

Editorial

  • Estados Unidos avala una matanza en Rafah

    EEUU parece haber dado su OK a una matanza en el superpoblado enclave de Rafah a cambio de que Netanyahu no responda a un ataque de Irán que no mató a nadie y que fue la respuesta a un atentado ordenado por el propio Netanyahu que asesinó a siete iraníes (o eso parecía hasta ayer)